Sucesos

¿Un difunto a la deriva?

* Policía desconoce su presencia, pero pescador afirma haberlo visto en alta mar y que no lo rescató en su embarcación debido al estado de descomposición * El que lo vio asegura que el cuerpo estaba amarrado de manos y vendado

Marianela Flores

LEÓN -Un misterio envuelve la supuesta aparición de un cadáver en Salinas Grandes, ya que mientras pescadores informaron del suceso a la Defensa Civil, la Policía asegura que no ocurrió ningún hallazgo.
La Defensa Civil indicó que el lunes en horas de la noche recibieron una llamada de la Cooperativa “Omar Torrijos”, sobre un cadáver que pescadores divisaron flotando en alta mar, cuando se dedicaban a sus actividades artesanales.
“El señor Santos Sandoval dijo que vio un cadáver flotando, amarrado de manos y vendado, pero dado el estado de descomposición, él y sus compañeros decidieron informar a las autoridades y por eso llamamos a la Policía”, señaló Margarita Urcuyo, oficial de la Defensa Civil. Los testigos estimaron que el fallecido tenía unos cuarenta años de edad.
Cuando la Policía se presentó, el cuerpo había desaparecido producto de las mareas. No obstante, la subcomisionada Lucrecia Munguía indicó que la guardia operativa ha viajado dos veces a Salinas Grandes y “no han encontrado nada”, incluso en entrevistas realizadas a pescadores han descartado la información brindada por el radiocomunicador a la Defensa Civil.
Cae de tractor y es aplastado
Por otro lado, el ciudadano José Manuel Espinoza, de 33 años, murió al ser aplastado por las llantas de un tractor.
La tragedia ocurrió en la comarca “Valle Los Zapatas”, cuando el hoy difunto viajaba junto al conductor del pesado vehículo, ya que ambos andaban cortando leña.
De acuerdo con versiones policiales, conductor y pasajero estaban en estado de ebriedad, lo que ocasionó que Espinoza cayera de forma accidental al suelo y fuera atropellado mortalmente.
El forense dictaminó muerte por aplastamiento del tórax. El conductor, identificado como Carlos Ariel Casco Chévez, fue detenido.