Sucesos

Dos fallecidos en accidentes de tránsito


Una joven y un hombre de 50 años fallecieron en accidentes de tránsito ocurridos en la capital en las últimas horas. Como dice el viejo y conocido refrán: “Después de un gustazo, un trancazo”. Es lo que le sucedió a don Cándido Alberto Rivas Sánchez, de 50 años, quien falleció la mañana del lunes en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.
Don Cándido, muy contento, salió el domingo por la tarde, luego de que su amigo, Javier Cruz, lo invitara a irse a echar unos traguitos al bar “El Rey del Ganado”, ubicado en El Portillo, cerca de Veracruz.
Marta Elena Rivas Gaitán, de 22 años, hija del infortunado, dijo a EL NUEVO DIARIO que se enteró del accidente de su papá a las tres de la madrugada del lunes, cuando su vecino, a quien identificó como “don Poncho”, les comunicó que lo trasladó grave al Hospital “Roberto Calderón”, y de ahí se lo llevaron al “Lenín Fonseca”.
“Dicen que al salir de ahí” --el bar-- “la camioneta arrancó bruscamente y él se cayó, se golpeó la cabeza y en la mañanita se murió”, refirió Rivas.
Lo único que lamenta su hija es que la noche del accidente la entenada de su papá no les haya informado de lo sucedido, sino que llegó en la mañana cuando no había nada que hacer.
Según Marta Elena, su papá tenía otra mujer en El Portillo, y fueron ella y su hija quienes lo llevaron al hospital.
“Yo le dije que por qué no nos avisó que mi papá estaba grave, Xiomara Gómez se llama, y me dijo que iba rápido y no tuvo tiempo”, relató la hija de don Cándido, quien será velado en la casa de su esposa, Nubia del Carmen Murillo Gaitán, que se encuentra ubicada de Proinco 500 varas abajo, en Veracruz.
Brutal choque
Asimismo, un brutal choque se produjo la madrugada de ayer lunes, y dejó como resultado a una joven muerta de forma instantánea.
Jessenia del Carmen Ortega Flores, de 25 años, pereció al impactar en un poste de tendido eléctrico, el Toyota Yaris, azul, en que circulaba cerca de donde fue la Pepsi, en la Carretera Norte. Se presume que el exceso de velocidad, más el pavimento mojado fueron la combinación fatal para dicho accidente.
Según el teniente Gregorio García, jefe de Información y Análisis de la Cuarta Delegación de Policía, los familiares de la muchacha se hicieron presentes al lugar del accidente y desistieron de cualquier investigación respecto al trágico suceso.
“Los familiares levantaron el cadáver, conscientes de que se estrelló en un punto fijo, no hubo mano criminal, y no desean que lo medios conozcan más del caso. Se hicieron cargo de todo”, dijo el oficial.