Sucesos

Tragedia en el fútbol femenino

* Muchacha, miembro del Deportivo Estelí, falleció en Managua, al ser arrollada por un bus cuando se dirigía a su natal Jalapa

Una joven que militaba en un equipo de Primera División de Fútbol Femenino perdió la vida ayer, de forma lamentable, al caer bajo las llantas de un bus cuando pretendía dirigirse de Managua a su lugar de origen, Jalapa, en Nueva Segovia.
Flor de María Galeano Molina, de 20 años, fue la infortunada que murió instantáneamente al pasarle por la cabeza la llanta delantera derecha de un bus de la ruta 110, cuando se dirigía a la terminal situada dentro del Mercado de Mayoreo.
Su cuerpo quedó boca abajo, debajo del bus. Vestía un pantalón jeans, una camiseta verde y zapatos deportivos. Parte de su masa encefálica estaba esparcida sobre el adoquinado del centro de compras.
Cabe señalar que la muchacha jugaba fútbol y era mediocampista. Se conoció que el domingo jugó en León su primer y último juego con la camiseta del equipo “Deportivo Estelí”, de Primera División.
Antes, Flor de María jugó en el equipo de Jalapa, su lugar de origen, pero este año no hubo apertura de este equipo en Primera División, por lo cual tuvo que irse a otro equipo.
Atiliano José Orozco Pacheco, de 25 años, es el conductor del bus rojo, placas M 0294, de la Cooperativa Transportes Unidos, socio número 26, que no pudo evitar el accidente y fue trasladado a la Sexta Delegación para responder por este homicidio culposo.
Según don Mario Velásquez, vigilante de seguridad de uno de los módulos del mercado, el bus iba circulando cuando de repente varias personas cruzaron al frente, y el conductor tuvo que frenar para enseguida arrancar de manera brusca.
“El bus se paró para que pasara la gente... volvió a arrancar y se cayó la muchacha, y le pasó la llanta y nada pudo hacer la ambulancia, porque murió allí mismo”, dijo Velásquez.
Quisimos obtener información por parte de los familiares, quienes debido a la tragedia se negaron a brindar declaraciones. El cuerpo fue trasladado por una patrulla de la Sexta Delegación al Instituto de Medicina Legal, para realizarle la debida autopsia.