Sucesos

Hasta el pan le robaron a ex alcalde de San Ramón

* Cacos nocturnos rompieron el cerco y la verja para entrar a la casa y llevarse todo lo que hallaron

SAN RAMÓN, MATAGALPA
El ex alcalde del municipio de San Ramón, licenciado Virgilio Sánchez, fue víctima de los antisociales que se aprovechan de las altas hora de la noche para cometer sus fechorías.
Sánchez aseguró que elementos no identificados rompieron el cerco de su propiedad, para luego cortar la verja de hierro y penetrar a su vivienda, de donde se le llevaron un televisor, una radiograbadora, ropa, zapatos, un botiquín con medicamentos de primeros auxilios, entre otros objetos de valor. Hasta el pan que tenía guardado el ex edil se le llevaron.
Policía no hace nada
El afectado por los amigos de lo ajeno señaló que actualmente se ha registrado una serie de robos en el poblado de San Ramón y la Policía no hace nada, por lo que hay que buscar una forma de frenar el accionar de estos antisociales que están ahuyentado el turismo en el poblado.
El ex edil, que señaló que las pérdidas contabilizadas hasta el momento sobrepasan los 20 mil córdobas, aseguró que el día del robo había estado conversando con un grupo de turistas de Barcelona, España, quienes al principio se iban a hospedar en su casa, pero luego se fueron a otro lugar y regresaron más tarde, para continuar platicando hasta las doce de la noche, por lo que se acostaron y no se dieron cuenta del robo.
Sánchez, quien es el padre de la periodista y corresponsal del Canal Dos, Marta Irene Sánchez, cree que estos antisociales utilizan alguna sustancia que hace caer a las personas en un profundo sueño, ya que no pueden despertar ante los ruidos que hacen los antisociales.
Hace un llamado a los mandos superiores de la Policía Nacional para buscar una alternativa para frenar a estos delincuentes que están poniendo en zozobra a los habitantes del municipio de San Ramón, debido a que son muchas las personas que han sido afectadas en los últimos días.
Al parecer los delincuentes salieron rápido de la vivienda debido a que no salieron por la malla por donde entraron, sino por una portón que está ubicado en el sector de la cocina, donde iban dejando regado parte de lo robado.