Sucesos

Infanticida teme que lo maten en la cárcel

* Tío político que mató al pequeño Norlin pasará los próximos 25 años “a la sombra”

Lizbeth García

El infanticida Luis Enrique Alvarado Méndez experimentó lo que es ser víctima de delito, porque supuestamente fue amenazado de muerte por los familiares del pequeño Norlin Josué Pérez, y además fue golpeado por dos reos, por lo que solicitó a la jueza Sexto Penal de Juicio, Miriam Guzmán, que ordene a las autoridades de “La Modelo” que lo protejan, porque allí pasará los próximos 25 años.
“Él (reo) está mintiendo, porque yo no tengo familiares presos en “La Modelo” ni mi familia visita ese lugar. Tampoco tengo amigos policías. Yo no sé de dónde ella (la madre de Alvarado) inventó todo eso”, dijo Mariana Fátima Rodríguez González, abuela del menor fallecido.
Roberto Santos Pérez González, padre de Norlin Josué, reiteró que su familia nada tiene que ver con la supuesta agresión en contra de Alvarado, “porque nosotros vivimos en Ciudad Sandino y ellos (la familia del reo) viven cerca de Las Delicias del Volga. La distancia es muy grande para andar montando amenazas. Además yo me mantengo trabajando”.
A Medicina Legal
De todos modos, la jueza ordenó a las autoridades del Penal de Tipitapa un informe de lo ocurrido con Alvarado, quien bajo medidas de seguridad será llevado al Instituto de Medicina Legal para que los especialistas determinen la naturaleza de las lesiones que dice haber sufrido.
El reo compareció ante la juez Sexto Penal de Juicio ayer para explicar de viva voz y en audiencia especial que voluntariamente aceptó la autoría del infanticidio, delito por el cual el próximo 12 de julio será sentenciado a 25 años de cárcel.
La abuela y el padre del niño dijeron que están conformes con la pena, pero coincidieron en decir que “ni un siglo de presidio le devolverá la vida a Norlin”.
Como se recordará, el 31 de marzo Alvarado golpeó con una pala en la cabeza a su sobrinito, Norlin Josué, quien murió por hemorragia interna por trauma cráneo encefálico, tras 13 días de agonía en el Hospital “Fernando Vélez Paiz”.
Hermanito afectado
Mariana Fátima Rodríguez González dijo llorando que después de que murió Norlin nada ha sido igual, porque el hermanito mayor del fallecido quedó afectado sicológicamente, al igual que los otros niños de la familia, quienes están recibiendo tratamiento sicológico.
“Si yo compro una cosa, el hermanito de Norlin, que tiene tres añitos, pide “otro para el pipe León”, porque ese era el segundo apellido de mi niño. Si yo compró un juguete, tengo que comprar otro, “para guardárselo a León porque el hermanito lo pide”, reiteró la abuela, enjugándose los ojos.