Sucesos

Homicidio sí, trifulca no

* Dueña de comedor donde un joven perdió la vida niega que hubo alboroto Mercedes Urroz

Doña Linda Tijerino González, dueña del Comedor “Linda”, ubicado en la entrada al barrio “Hugo Chávez”, asegura que en su establecimiento en ningún momento hubo trifulca ni que una mesera participara en el homicidio de uno de sus clientes.
En el negocio de la señora Tijerino murió apuñalado Carlos Antonio Jiménez Luna, de 28 años, la madrugada del domingo último, cuando sin ningún motivo un joven que se encontraba en otra mesa se levantó de repente y le asestó una certera estocada en la tetilla izquierda y otra al lado derecho del cuello.
“Las cosas pasaron muy rápido... cuando miré, ya Carlos estaba tirado en el piso... (el homicida) fue uno de los dos hermanos de apellido Vargas Morales”, dijo Tijerino.
Según la dueña del negocio, el que por cierto estaba por cerrar al momento del crimen, al notar que era su cliente, Carlos Antonio, y que era acompañado por un muchacho que se llama Carmelo, Walter, que le dicen “Chojo”, y dos más, accedió a venderles un litro de cerveza. Poco después sucedió la desgracia.
Cabe decir que en un momento se manejó información sobre que se encontraba detenida la mesera, pero esto se debió a las investigaciones que realiza la Policía para obtener versiones de todos los testigos de los hechos.
Aunque no se pudo confirmar, se conoció de la detención de cuatro sospechosos, entre ellos supuestamente están Jaime Enrique Vargas Morales, 22 años, y su hermano, Max Alexander Vargas Morales, de 20 años, quien es señalado de haber cometido el homicidio.