Sucesos

Muerte tras una noche de copas

* Joven participó en una fiesta, y al salir, aparentemente fue golpeado y lanzado a una pila séptica

Marianela Flores

LEON
El cuerpo de Miguel Ángel Aráuz Hernández, de 22 años, fue encontrado flotando en una pila séptica en el balneario Las Peñitas.
Según su madre, Olga Lidia Aráuz, el joven salió de su casa con la idea de asistir a una fiesta, el sábado, en un bar del balneario. A la mañana siguiente el joven no había vuelto a casa, por lo que sus familiares empezaron a buscarlo y se acercaron a las autoridades policiales para interponer la denuncia.
La mayoría de personas que estuvieron en el bar indicaron que vieron a Miguel Ángel hasta la una de la mañana. La búsqueda terminó el domingo, a las diez de la noche, cuando uno de los familiares encontró el cadáver en una pila séptica cercana al bar.
De acuerdo al capitán Alfonso Silva, de la Policía de León, hay dos detenidos que están siendo investigados. Uno de ellos sostuvo una riña a golpes en la fiesta con el hoy difunto, a causa de una bicicleta.
El infortunado residía en Las Peñitas y andaba en estado de ebriedad cuando su madre lo vio por última vez.
El forense indicó que tiene un golpe en la cabeza causado con un objeto contundente, por lo que no se descarta mano criminal.
Robo con intimidación
Por otro lado, los taxistas se han convertido en el blanco de los ladrones. Esta vez, el trabajador del volante Alberto Pérez Morales, de 55 años, fue sorprendido por dos sujetos que le solicitaron el servicio, en Sutiava.
Cuando circulaba por el by pass, uno los clientes lo intimidó con un cuchillo en el costado y lo obligó a pasarse al asiento trasero. Lo llevaron hacia la carretera a Managua y, unos kilómetros después de Nagarote, lo bajaron para escapar con rumbo a la capital.
El conductor se dirigió a la Policía de Nagarote a interponer la denuncia, mientras los malhechores dejaban abandonado el carro cerca de Ciudad Sandino. El taxista perdió los trescientos córdobas que había obtenido.