Sucesos

La vida por unas rosquillas

* Salió en su moto a comprar y cuando regresaba fue arrollado frente a su hogar, por un vehículo conducido por un ebrio

Lesber Quintero

RIVAS -Un motociclista de la comunidad de Los Cerros, de la ciudad de Rivas, fue
arrollado mortalmente por un vehículo, la tarde del domingo, justamente
cuando le faltaban escasos seis metros para entrar sano y salvo a su
casa, ubicada a la altura del kilómetro 114 de la carretera Rivas-Tola.
Según la Policía de Rivas, la víctima del aparatoso accidente fue Juan
Ramón Rodríguez, de 49 años, quien había salido de su residencia en su moto IFA, a buscar unas rosquillas que compraría en la misma comunidad, pero al regresar fue arrollado brutalmente por un vehículo Hyundai, que era conducido por el toleño Gunnier Alexander Navas Herrera, de 22 años, quien se encontraba bajo los efectos del licor.
El aparatoso accidente ocurrió 20 minutos antes de las seis de la tarde y,
según la Policía, en ese momento el motociclista circulaba de este a
oeste, pero al hacer un giro hacia su izquierda, para abandonar la
carretera e ingresar al portón de la entrada del patio de su casa,
sucedió lo fatídico, ya que el Hyundai que venía detrás de él lo
arrolló con todo y la moto y lo catapultó 90 metros hacia delante.
Producto del brutal impacto, Juan Ramón, que no portaba su casco protector, falleció de manera instantánea y su rostro evidenciaba lo cruel del encontronazo que sufrió con el vehículo y el pavimento. En tanto, Navas Herrera y sus dos acompañantes salieron ilesos.
Casi linchan a ocupantes del Hyundai
Los pobladores de Los Cerros estuvieron a punto de linchar a los ocupantes del Hyundai, y en especial a Navas Herrera, ya que no asimilaban lo ocurrido y además lo responsabilizaron de la tragedia, debido a que conducía el auto como un bólido y para colmo iba en estado de ebriedad, lo cual fue comprobado por los agentes de Tránsito, quienes al hacerse presentes al lugar evitaron la agresión de los pobladores.
Según el informe final de la Policía, la causa de este accidente fue que Navas Herrera no guardó la distancia establecida con respecto a la moto, y a ello se suma el estado de embriaguez y el exceso de velocidad en que conducía, ya que calculan que circulaba entre 100 y 110 kilómetros por hora.
Por su parte, pobladores de Los Cerros hicieron un llamado a la alcaldía de Rivas para que en conjunto con la Policía de Tránsito ubique reductores de velocidad en esta carretera, ya que aseguran que en la misma se dan constantes accidentes, debido al exceso de velocidad en que circulan los vehículos.