Sucesos

Cruel venganza de enemigo

* Persiguió a caballo a dos jóvenes hermanos que iban en bicicleta, y no dejó de disparar hasta que mató a uno * Si no ha sido porque el corcel tropezó, ambos agredidos estarían muertos

Francisco Mendoza

WASLALA, MATAGALPA -Un joven campesino fue asesinado de varios disparos de pistola nueve milímetros cuando se dirigía a su casa en compañía de su hermano, informó la oficina de Relaciones Públicas de la Policía departamental.
Este hecho se registró en el empalme de Waslalita, municipio de Waslala, cuando José Luis García Soza se dirigía a la comarca El Guayabo a bordo de una bicicleta en compañía de su hermano, Efraín Soza González, de 17 años, sin imaginarse que un sujeto los esperaba para quitarles la vida.
Trataron de huir, pero…
En el empalme antes mencionado, los dos jóvenes fueron interceptados por el sujeto Adrián Rodríguez Valdivia, quien comenzó a gritar para que se detuvieran, pero los ciclistas emprendieron una desesperada carrera para tratar de escapar de la muerte.
El sujeto, al ver que los hermanos se alejaban, tomó un caballo y los siguió, a la vez que sacaba una pistola y comenzaba a disparar en contra de los dos muchachos. Varios proyectiles impactaron en la humanidad de José Luis, quien cayó de la bicicleta herido de muerte, mientras Efraín trataba de escapar del endemoniado sujeto que no cesaba de disparar.
El sujeto, no conforme con haber matado a una de sus víctimas, siguió con la persecución de Efraín, pero el caballo tropezó, sacando por los aires el homicida, lo que permitió que el adolescente lograra escapar de su asesino, que al parecer pensaba acabar con ambos.
La Policía del municipio de Waslala se presentó al lugar del crimen para realizar las investigaciones respectivas, y los agentes corroboraron que el cuerpo de José Luis presentaba varios orificios de bala, mientras que a la orilla del cuerpo del infortunado campesino fueron encontrados siete casquillos de bala y un proyectil de pistola nueve milímetros.
Hasta el momento se conoce que el homicida tenía rencillas personales con las víctimas, y pudo escapar después de asesinar a uno de sus rivales, pero la Policía le sigue la pista para que responda por el delito de homicidio en prejuicio de José Luis García Soza y homicidio en grado de frustración en perjuicio de Efraín González Soza.