Sucesos

Joven muere “pasconeado” por balas de pandilleros

* Le propinaron siete balazos, uno en la cabeza y seis en el pecho, por rencillas * Tres personas más resultaron heridas de gravedad y sospechan de “El Sapito”

Las calles del barrio Villa Roma se volvieron a teñir de sangre la madrugada de este domingo, cuando los miembros de una pandilla acabaron con la vida de Roberto Morales Mendoza, de 20 años, quien falleció a consecuencia de siete disparos, denunció su tío, Jackson Merlo Morales, de 22 años.
“Estaba a media cuadra de la casa tomando con unos amigos, cuando de repente se dejaron caer. Dicen que es “El Sapito”. Los disparos fueron uno en la cabeza y como seis en el pecho”, declaró Merlo Morales.
No descartó la posibilidad de que el crimen sea el desenlace de viejas rencillas, aunque su sobrino no se metía con nadie, pero aseguró que las pandillas “Los Chilamates”, “Villa Roma” y “Los Canda”, del “Camilo Ortega”, siempre tienen pleitos por territorio. Los vecinos de Morales Mendoza recordaron que en un tiempo Roberto “tuvo que ver” con “Los Canda”, pandilla a la que supuestamente pertenece “El Sapito”, considerado el terror del barrio “Camilo Ortega”, y quien está buscando ampliar su territorio.
El comisionado Roberto González, jefe de la Tercera Delegación de Policía, dijo que ellos recibieron la denuncia como a la una de la madrugada del domingo, y de inmediato enviaron cinco patrullas al lugar de los hechos.
Perdió el ojo
“La operación se nos dificultó ya que había poca luz, sin embargo, se logró detener a siete sujetos que están retenidos para ver si participaron directa o indirectamente en el hecho que cobró la vida de una persona y dejó a tres heridos”, dijo el comisionado González.
Uno de los heridos, Holman Antonio Flores Mendoza, de 30 años, tío político de Roberto Morales Mendoza, se encuentra en situación grave y con pronóstico reservado en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, porque recibió una bala en el ojo izquierdo.
Los otros dos que resultaron heridos son Gerardo Antonio Palacios, quien recibió un balazo en la pierna izquierda, y William Martínez González, quien tiene una lesión en la pierna derecha. Ambos están fuera de peligro.
Como para dejar constancia de que esto no ha terminado, después del hecho sangriento, los autores pasaron en un vehículo blanco, disparando, por lo cual el comisionado González dispuso mandar oficiales a la vela y honras fúnebres para evitar otra tragedia.