Sucesos

Violación que parece extorsión


Ante la sospecha de que la supuesta violación denunciada por la joven de iniciales E.G.S., de 18 años, en la delegación policial de Ciudad Sandino, sea una extorsión, la Fiscalía ordenó a la Policía ampliar las investigaciones.
La decisión del Ministerio Público obligó a la Policía a poner en libertad, por vencimiento de término, a los cuatro implicados, mientras la madre de la joven presuntamente mancillada durante una noche de orgía, se quejaba diciendo: “Cómo va ser posible que ese hombre quede libre y mi chavala ni caminar puede”. La Fiscalía ordenó a la Policía entrevistar de nuevo a la joven presuntamente abusada para comprobar si fue obligada a consumir alguna sustancia alucinógena, como ella asegura.
¿Secuestrada y violada?
Según la denunciante, luego de ser raptada en un vehículo de color rojo la noche del pasado viernes, fue llevada hasta la casa de un comerciante del barrio Bello Amanecer, en Ciudad Sandino, donde presuntamente fue obligada a consumir cocaína y luego abusada por el hombre de negocios.
En el supuesto secuestro y violación de la joven habría participado una meretriz amiga de ésta, a quien únicamente identifica como Ivania, la que ayer fue liberada junto a los otros detenidos.
Según la víctima, Ivania la llamó el viernes por la tarde a su celular para que fueran a una fiesta, pero como ella no aceptó, entonces esperó que saliera a la venta cercana para secuestrarla con la complicidad de un hombre que tenía una mano enyesada.
Sexo y droga
Estando en la casa donde, según la denunciante, existen cámaras de vídeo y un hombre cuidaba el portón con un fusil AK, supuestamente el sujeto mandó a comprar 17 bolsitas de cocaína y la obligó a consumirlas para después mancillarla.
Antes de abusarla, presuntamente el comerciante la habría ofrecido a E.G.S hacer el sexo con una lesbiana, pero como no aceptó, entonces la obligó a presenciar cómo lo hacían otras dos mujeres.
Sin embargo, las investigaciones hechas por la Policía indican que no hubo tal secuestro, y que la joven conocía las intenciones del hombre de 47 años, porque supuestamente antes de llegar a la casa de éste, anduvo paseando con él y las otras mujeres.
“Lo único que está demostrado es que la joven tuvo sexo con el comerciante, pero no sabemos si fue a la fuerza o por voluntad propia”, explicó un agente policial de Ciudad Sandino, quien apoyó su afirmación en el dictamen médico legal que emitieron los forenses.
Violan a universitaria
Por su parte, la ciudadana de iniciales A.J., de 19 años, denunció que un sujeto la intimidó para despojarla de sus pertenencias, y como si esto fuese poco, la introdujo a un predio donde intentó violarla.
El doble delito ocurrió cuando la joven salió de su vivienda hacia la universidad, a eso de las dos y media de la tarde del sábado, y al pasar por el cauce del residencial Las Mercedes, fue interceptada por un sujeto desconocido que la intimidó con un punzón, la despojó de un anillo de graduación, un par de aretes, un bolso, un anillo de plata y 22 córdobas. Luego la condujo hacia un predio cerca del cauce, donde le manoseó sus partes íntimas.
Sin embargo, como la joven andaba con su menstruación, el sujeto la obligó a masturbarlo y a que le practicara sexo oral. Después la obligó a que se tragara su semen, bajo la amenaza de matarla si no lo hacía, posteriormente se dio a la fuga.