Sucesos

Obrero se quema al rozar cable de alta tensión


Máximo Rugama

ESTELÍ
Se recupera de salud el joven Damián Guzmán Rivera, de 25 años, luego que sufrió quemaduras de consideración en el brazo derecho al hacer contacto con una línea de alta tensión en el barrio “Igor Úbeda”, de esta ciudad.
El muchacho había sido contratado por una empresa para que bajara un rótulo luminoso que estaba ubicado en la vía pública, con tan mala suerte que hizo contacto con los cables que conducen energía eléctrica comercial.
Debido a que en el sector los cables de alta tensión están sumamente bajos, es decir, casi rozan los techos de las casas, cuando Guzmán Rivera bajaba el rótulo luminoso, accidentalmente lo tocó con la parte superior del mismo.
Para suerte de Guzmán Colindres, por ahora no presenta mayores complicaciones de salud, excepto las quemaduras de primer y segundo grado que sufrió en el brazo derecho. No obstante, su familia teme que en el futuro tenga alguna dificultad debido al tremendo impacto que le dio la descarga eléctrica.
Es típico que las personas que realizan esas labores trabajan de forma temporal a los patrones y no cuentan con un seguro, por lo que muchas veces las familias son las que tienen que asumir los gastos de medicamentos y hospitalización.
El joven Damián Guzmán Colindres fue trasladado por los bomberos profesionales hasta el Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, en donde fue ingresado de emergencia por los médicos y enfermeras de turno. El muchacho se recupera satisfactoriamente de salud en el centro asistencial esteliano.
Los bomberos también trasladaron al hospital de Estelí a Guillermo Colindres Rugama, de 38 años, quien sufrió golpes en varias partes del cuerpo al caer en una cuneta, en el barrio El Rosario, de esta ciudad.
Según se conoció, este hombre es un tomador habitual de licor y, al parecer, cuando tenía varias copas “entre pecho y espalda” sufrió la tremenda caída.