Sucesos

Cambia a su hija por tierra

* Desalmado progenitor entregó a niña a un sexagenario por treinta manzanas que resultaron ser de un tercero * Menor fue abandonada después de ser abusada, y se siente extraña porque le está creciendo su barriguita

Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN
Se suponía que los arreglos de compensación en que se entregaba una gallina, res o cerdo por los delitos de violación en perjuicio de menores o la entrega de ellas por un bien material, que como costumbre se efectuaba entre las partes afectadas y señaladas, se habían acabado en la Costa Caribe.
Pero no ha sido así, porque los valores y responsabilidades familiares fueron echados al fondo de una letrina por un insensible progenitor que vendió a su propia hija, de unos diez a 12 años, para satisfacer sexualmente a un hombre de 60 años a cambio de treinta manzanas de tierras, las cuales posteriormente se confirmó que eran de otra persona.
Este abominable caso se reporta en el lugar llamado San San Was, jurisdicción del municipio de Rosita, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.
La Policía Nacional en esta ciudad recién se enteró de lo suscitado y presumen que el repugnante acto pudiese haber ocurrido en marzo de este año.
Comprador identificado
El nombre de Arcadio Téllez García, de unos 60 años, se menciona como el sujeto que compró por treinta manzanas de tierra a la inocente e impotente niña a su propio progenitor, C.G., de aproximadamente 40 años.
Del área negociada, con la cual el señalado aprovechó para abusar de la niña en complicidad del progenitor, no le pertenecía ni una milésima parte, ya que dos meses después C.G. fue desalojado del lugar por el verdadero dueño de la propiedad, sólo identificado como Jacobo Simeón.
Desde hace 15 días la menor, que sólo estaba bajo la responsabilidad de su desalmado padre debido a la ausencia de su progenitora, fue vista deambulando cerca de la ciudad de Rosita, hasta que su abuela la ubicó y la trasladó a su hogar, localizado en una comarca cercana.
Decía que era su hija
Se supo que cuando al sexagenario le preguntaban por los nexos con la menor, respondía que era su hija, la que después de violar seguidamente, la abandonó en otro lugar distante en que reside, supuestamente para evitar problemas.
Un oficial de la Policía Nacional fue informado de que la niña se encuentra en un estado de sopor y se soba su barriguita, la que le está creciendo, por lo que todo parece indicar que ha quedado embarazada del señalado. La Policía investiga e intenta arrestar a los involucrados de semejante bestialidad en perjuicio de una niña que todavía anhela tener una muñeca, aunque sea de trapo, para jugar.