Sucesos

Sucesos departamentales


Asaltado y baleado
Yelba Tablada / COMALAPA, CHONTALES
Dos sujetos desconocidos, enmascarados y con armas de casería, llegaron a la Finca El Recuerdo, ubicada en el sector de San Lorenzo-Los Chamorro, en Comalapa, y despojaron a Germán Orlando Fernández Martínez, de 32 años, de dinero efectivo y otros objetos de valor. Los dos desconocidos llegaron la noche de este martes a la propiedad Fernández Martínez, quien se encontraba en el patio de la hacienda; de pronto uno de los delincuentes le alumbró a la cara y le ordenó que no se moviera, porque se trataba de un asalto. El pequeño productor acató todas las órdenes de los armados, y bajo intimidación le quitaron tres mil córdobas en efectivo, un celular, una navaja y un revólver calibre 38, pero aún así los ladrones le asestaron a Germán Orlando un balazo a la altura del abdomen.
Los dos desconocidos, confiados en que habían ultimado al productor, abandonaron el lugar, mientras los familiares del herido lo asistían y en un vehículo particular lo trasladaron a una clínica privada, donde fue intervenido quirúrgicamente. Aseguró el lesionado que ésta es la segunda ocasión en que los ladrones lo asaltan en su propiedad, y recordó que hace catorce años, en ese mismo sector, varios elementos asesinaron a balazos a su padre, Germán Orlando Fernández.
El capitán Francisco Corea, jefe de la Policía de Comalapa, informó que a la zona desplazó una guardia operativa, que trabaja en el esclarecimiento de este robo con intimidación, seguido de lesiones.
Padrastro preso por violación
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Oficiales de la Comisaría de la Mujer capturaron a Marlon Javier Jarquín Soza, de 20 años, por ser el presunto autor de la violación que sufrió su hijastra de 11 años, de quien abusaba desde enero del año en curso. La pequeña enfrentaba este calvario en silencio, porque Marlon Javier la mantenía bajo amenazas de muerte para que no confesara los ultrajes que le hacía cada vez que la madre los dejaba solos. Pero ya lo dice el viejo y popular refrán: “No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”, la menor se armó de valor y le comentó a una compañera de clases, quien no guardó el secreto y se lo dijo a la profesora.
La educadora de inmediato llamó a la niña y le preguntó sobre el problema que le habían informado, y sin tartamudear la menor le dijo toda la situación que estaba viviendo en su casa, y hasta le mostró una ropa interior manchada de sangre.
La maestra, actuando correctamente, se trasladó ante la Policía de Juigalpa para poner al tanto a las autoridades sobre la situación de esta menor. La guardia operativa se presentó a la comarca de San Diego para efectuar la captura de Marlon Javier Jarquín Soza, quien en todo momento negó el delito, a la vez que era apañado por la madre de la víctima. Los encargados de la captura ocuparon el calzón ensangrentado como prueba y remitieron a la niña al médico forense para que hiciera la valoración del caso y emita su dictamen de si hubo o no violación.
Desarticulan a especialistas en robos con intimidación
Yelba Tablada / SANTO DOMINGO, CHONTALES
Una banda delincuencial compuesta por cuatro elementos que operaban en las comarcas de Santo Domingo fue desarticulada este fin de semana por agentes del orden público, quienes levantaron a sus integrantes al concluir el proceso investigativo sobre un robo con intimidación ejecutado en contra de Ventura Jarquín Rocha. En el operativo los uniformados lograron detener a Rudy Guerrero Borge, de 18 años; a Edgar Israel Espinoza Chavarría y a los hermanos Alexis Alberto y a Elvis Calonge Espinoza, de 18 y 20 años, respectivamente, los que fueron sorprendidos en su vivienda.
Los cuatro detenidos están implicados en el robo con intimidación en contra de Ventura Jarquín Rocha, de 34 años, ocurrido el 18 de marzo del corriente cuando despojaron a su víctima de mil ochocientos córdobas en efectivo. El subcomisionado Edgar Antonio Gutiérrez Ruiz, jefe de Relaciones Públicas de la Policía chontaleña, afirmó que a este grupo delincuencial le venían dando seguimiento a raíz de una serie de robos con intimidación en las comarcas de Santo Domingo, hasta lograr su desarticulación.
Agregó el jefe policial que a estos elementos se les investiga para determinar su participación en otros robos reportados en la zona, por su desplazamiento en las comarcas de mayor movimiento económico. Gutiérrez Ruiz está seguro de que con la desarticulación de este grupo la zona de Santo Domingo queda “limpia”, porque hasta el momento no reportan la presencia de delincuentes en otras comunidades de ese municipio.