Sucesos

Reconoce errores y lee la Biblia


Roberto Antonio Castillo Hernández, a quien los médicos le extrajeron un largo cuchillo que dos enemigos le clavaron en la cabeza, dice, en su lecho del Hospital “Lenín Fonseca”, que lo único que quiere es seguir viviendo para sus tres hijos y reconoció que en efecto, algunas veces tuvo problemas con la justicia, pero que ya los superó. Ahora que se recupera lee la Biblia y espera seguir el camino de Dios sin buscar venganza, pues le deja a la justicia la suerte de sus agresores, quienes aún están libres.