Sucesos

Ni baleado tiene quietud

* Mujeres que tienen a familiares internados en el “Lenín Fonseca” se sienten acosadas por “Pancho Enano”

Orlando Barrios

Un proyectil que le atravesó el glúteo izquierdo y otro que tiene alojado en la columna no son suficientes para mantener “fuera de circulación” a Francisco Javier Hernández Morales, de 22 años, alias “Pancho Enano”, ya que por las noches merodea a las familiares de sus compañeros de sala, en el Hospital “Lenín Fonseca”, a las que “desnuda” con la mirada.
Algunas mujeres, quienes omitieron sus nombres por temor a represalias, revelaron al equipo de EL NUEVO DIARIO sus temores, ya que se han enterado de la peligrosidad de “Pancho Enano”. Las quejas iban a ser dirigidas a las autoridades superiores de dicho hospital, para que expongan las expongan ante la Policía y así prevenir cualquier ilícito.
“Uno de los oficiales que hizo turno se durmió con el arma en el pecho. No sabíamos si estaba cargada, pero si ese sujeto la hubiese tomado, hubiera hecho chanchadales”, comentó una de las afectadas.
El informe policial del Distrito Tres indica que el robo con violencia frustrado ocurrió a las dos de la madrugada del domingo, en el costado sur del Centro de Salud “Edgar Lang”, cuando un ciudadano que iba a bordo de su vehículo observó que “Pancho Enano” reventó una cadena de plata a un transeúnte, por lo que sacó una pistola y efectuó dos detonaciones.
Una fuente cercana a la Policía comentó a END que “Pancho Enano” es el “azote” del barrio San Judas y ha sido llevado hasta los juzgados por asesinato, homicidio, violación y robos en sus diferentes modalidades.
En los pasillos del hospital es “vox pópuli” que “Pancho Enano” mantuvo amordazada a una adolescente de 14 años, de quien abusó sexualmente. Sin embargo, una hermana del ahora lesionado lo descubrió y le dio tremenda paliza.
Por su parte, Francisco Javier desmintió la versión policial y argumentó que regresaba de una fiesta en el Malecón de Managua con cuatro amigos a bordo de un carro Hyundai, cuando descendió para apartar una piedra que obstaculizaba el paso del automotor. “En eso sentí los balazos, sólo recuerdo que corrí, corrí... No sé cómo ni quiénes me trajeron al Hospital”, agrega.
El paciente reveló que le atribuían el liderazgo de la pandilla “Los Monos” y “como vos sabés, entre pandillas siempre hay rivalidades”, recalcó.
“Pancho Enano” está bajo custodia en el hospital, y en horas de la mañana de ayer un investigador policial se presentó con una orden de captura en su contra.