Sucesos

Contenedor se desprende de cabezal y mata a conductor


Máximo Rugama

CONDEGA, ESTELÍ
El capitalino Juan Bravo López, de 30 años, pereció en un accidente de tránsito registrado en el sector de San Pedro, en el kilómetro 179 de la Carretera Panamericana-norte, cuando un contenedor de varias toneladas de peso se desprendió de un cabezal que viajaba en la misma ruta, y tras volcarse en varias ocasiones, se estrelló contra la camioneta que conducía el infortunado.
El hecho se registró en el momento que circulaba de sur a norte el cabezal de placas hondureñas TAT 9866, y que halaba una rastra con un contenedor, al cual se le reventaron las cadenas de hierro que lo mantenían. El contenedor transportaba productos variados.
Según testigos de la tragedia, después de desprenderse, el pesado objeto dio varias volteretas e impactó con la camioneta placas M 049413, que circulaba de norte a sur sobre el tramo de carretera que une la ciudad de Condega con Estelí. Bravo López pereció en el acto.
Especialistas de la Dirección General de Bomberos y paramédicos de la Cruz Roja se movilizaron al lugar para extraer el cuerpo del fallecido, pues la camioneta en que se movilizaba quedó prácticamente destruida.
El conductor del cabezal, el hondureño Luis Enrique Ortiz, fue detenido por la Policía esteliana para establecer su responsabilidad, aunque desde ya se señaló que éste no tuvo culpa, y que todo se trató de una tragedia.
En la camioneta viajaba Rosa Amelia Centeno, quien al parecer había pedido raid, pero que milagrosamente sólo resultó con hematomas en algunas partes del cuerpo y cortaduras en la nariz, pero presentó una crisis nerviosa debido al susto, por lo que fue trasladada al Hospital Regional San Juan de Dios, de Estelí, donde fue atendida de emergencia y después, dada de alta.
Todo parece indicar que las cadenas cedieron una vez que el cabezal llegó a la bajada de la cuesta de Kukamonga, ubicada en el kilómetro 167 de la Carretera Panamericana y doce kilómetros más al norte, casi llegando a la ciudad de Condega se reventaron totalmente, provocando la tragedia. El cuerpo de Juan Ramón Bravo López fue trasladado de inmediato a Managua, donde anoche fue velado y luego sepultado.
Se conoció ayer que en horas avanzadas de la tarde se registró otro accidente de tránsito en la Kukamonga, el cual dejó pérdidas materiales en dos automotores.