Sucesos

¡Bebé carbonizado!

* Sus dos hermanitas sobrevivieron seriamente quemadas al incendio de su vivienda * Todo por un descuido de la madre, que dejó una vela encendida a la par de una ropa y un galón de combustible

Yelba Tablada

CAMOAPA, BOACO -Un niño de tres meses murió calcinado y dos menores más resultaron con los cuerpecitos seriamente quemados al tomar fuego la vivienda donde su madre, María del Rosario Hernández, los había dejado, mientras le entregaba el almuerzo a su marido, Francisco Romero Murillo, quien laboraba en su parcela.
La tragedia que ha conmocionado a la región se registró en la comarca Cerro Sibuey, jurisdicción de Camoapa y fronterizo con La Libertad, Chontales, cuando una candela que doña María del Rosario dejó encendida a la orilla de un motete de ropa cayó y dio inicio a las llamas.
Según la versión de la madre, ella jamás se acordó de que la candela había quedado encendida, pero minutos después que abandonó su casa la misma cayó encima de un galón con kerosene y el fuego alcanzó la ropa y posteriormente se extendió por toda la vivienda.
Dormido en hamaca
El niño Roberto Romero Hernández, de tres meses, estaba dormido en una hamaca, y en pocos segundos el fuego cubrió todo su cuerpecito hasta carbonizarlo.
En tanto, la niña María Isabel, de tres años, al verse rodeada por las llamas rescató a su hermanita Jessica, pero ambas no soportaron el dolor provocado por las quemaduras y cayeron desmayadas en el patio de la vivienda incendiada.
Los comarcanos se enteraron de la emergencia al ver las llamas, por lo que trataron de controlar el incendio, pero ya no había nada que hacer. La madre, atrapada por los nervios, al ver la escena se desmayó y minutos después recuperó la conciencia, pero con un profundo dolor.
Las pequeñas fueron trasladadas a lomo de mula hasta el Centro de Salud con Cama de Camoapa, y ahí el personal médico les brindó las primeras atenciones y enseguida ordenaron su traslado al Hospital de Boaco, donde se recuperan de las quemaduras.