Sucesos

Cinco años de orgías sexuales

* Fiscalía acusa a un hombre por sostener relaciones sexuales con dos menores a la vez

Lizbeth García

El Ministerio Público le solicitó al juez Séptimo Penal de Audiencias que mande a capturar a un hombre de 28 años para que responda por la supuesta autoría de los delitos de violación y corrupción de menores, en los que habría incurrido al supuestamente hacer diarias orgías con sus sobrinitas, quienes aparentemente tenían un horario para dormir con él cada noche.
La acusación explica que las niñas empezaron a ser abusadas en 2002, cuando tenían diez y 15 años respectivamente y vivían en la Cruz del Paraíso, pero no fue sino hasta el año pasado que la madre se enteró de todo y denunció el caso para que la Fiscalía acusara, lo que finalmente ocurrió este viernes 19 de mayo.
Manoseos y exhibicionismo
Según la Fiscalía, en enero de 2002 el acusado, de iniciales J.R.M.F., se aprovechó de las niñas porque se las entregaron para que las cuidara, pero lo que en realidad ocurrió fue que empezó a manosearles sus partes íntimas al tiempo que las obligaba a observar lo que él le hacía a cada una.
La acusación indica que presuntamente el acusado también obligaba a las niñas a que le practicaran sexo oral, hasta que finalmente las obligó a copular y a dormir una noche cada una con él, bajo amenazas de que si le contaban a su madre lo que estaba ocurriendo, las mataría.
La acusación explica que en 2004 el acusado se trasladó a vivir con su mujer frente a la casa de su hermana, pero siempre mandaba a llamar a sus sobrinas con el pretexto de que la hija de él era quien las estaba llamando. Pero cuando las niñas llegaban, él corría a su mujer y a su hija la mandaba a jugar a la calle para someterlas nuevamente.
Para probar todo lo que dice la acusación, la Fiscalía ofreció los testimonios de las víctimas, quienes ahora tienen 15 y 19 años, respectivamente, y los dictámenes médicos legales revelan que las dos tienen el himen desflorado de vieja data, incluso una de ellas tiene lesiones en la región ano rectal.
Curiosamente, los dictámenes psicológicos preliminares (realizados el año pasado) revelan que las menores no tenían lesiones psicológicas, pero sí afectaciones en su personalidad. No obstante, en una ampliación, los forenses determinaron que la mayor de las jovencitas sí tiene estrés postraumático y lesión psicológica.