Sucesos

Extraen cuchillo a joven

* Paciente evoluciona bien y no muestra complicaciones

Orlando Barrios

La intervención quirúrgica para extraer el cuchillo incrustado en la cabeza de Roberto Antonio Castillo Hernández, de 24 años, fue todo un éxito.
El médico Martín Casco informó que Roberto Antonio ingresó a eso de las nueve y 40 minutos de la noche del martes y fue operado por el doctor Rolando Hernández, quien concluyó la intervención a la medianoche.
“El paciente, en el quirófano, no presentó ninguna complicación. Ahora descansa en Cuidados Intermedios y en las próximas horas será trasladado a Sala de Varones”, indicó el galeno. Todo parece indicar que Roberto Antonio no tendrá mayores problemas, pues siempre mantiene el movimiento de sus extremidades superiores e inferiores y habla coherentemente.
Es un milagro
El doctor Casco comentó que van a esperar para ver cómo evoluciona el paciente, aunque todavía corre el riesgo de contraer una infección y de que el cerebro se le inflame. “Esto definitivamente es un milagro, porque después de la operación Roberto está consciente, platica como si nada hubiese pasado, pese a que tenía alojado en el cerebro de 16 a 20 centímetros de la hoja afilada”, expresó el cirujano.
En cuanto a la lesión en el pulmón, el doctor Casco comentó que dentro de cinco días retirarán el dreno, y agregó que esta herida no representó ningún peligro para el convaleciente. Esta noticia insólita recorrió el mundo, y algunos de nuestros lectores que escribieron sugirieron que, como se trata de un caso muy curioso, vale la pena estudiarlo a fondo desde un punto de vista científico.
Por su parte, Johnny Castillo Hernández “posteaba” en las afueras de Cuidados Intermedios, a la espera de ver a su hermano. “Éste es un milagro. Espero que no haya consecuencias más adelante y que los autores paguen por lo que hicieron”, agregó el consanguíneo de Roberto.
En tanto, las autoridades del Distrito Cinco investigan el paradero de Luis Daniel Chavarría Jirón, alias “El Chele Jirón”, y de Napoleón Jirón Duarte, conocido como “Napoleón”, señalados por la misma víctima como sus agresores.