Sucesos

Crímenes madrugadores en Managua

* Vigilante murió baleado por sujetos que le robaron su arma, mientras que supuesto indigente perecía desangrado

Ernesto García

Dos hombres fueron ultimados por desconocidos durante la medianoche del domingo y la madrugada de ayer lunes, en los barrios “Loma Linda” e “Israel Galeano”, confirmaron las autoridades policiales.
El primer crimen del que fueron avisados los agentes del orden fue el perpetrado contra el vigilante Julián Góngora Icabalceta, de 53 años, quien fue encontrado boca abajo, sobre un charco de sangre, con un balazo en el rostro, frente al local de la distribuidora “La Solución”.
La segunda víctima fue un supuesto pordiosero, de identidad desconocida, quien supuestamente, en medio de la oscuridad de la madrugada, llegó a caer herido de muerte frente a la puerta de la casa de Juana Vásquez, en el barrio “Israel Galeano”, donde fue encontrado sin vida por los vecinos del lugar, cuando éstos se disponían a iniciar un nuevo día de labores.
Asesinado por una pistola
En el caso del homicidio perpetrado contra el vigilante, que tenía cinco meses de trabajar en el lugar donde fue encontrado muerto, la Policía encontró proyectiles y casquillos de bala de un calibre de arma no determinada, aseguró Carlos José Mojica, compañero de trabajo de don Julián Góngora.
Extraoficialmente se informó que la Policía, en un rápido operativo, logró la captura de tres sospechosos, entre ellos un sujeto apodado “El Frentón”, el cual se supone pertenece a la pandilla conocida como “El Avión”.
Esta versión no fue confirmada ni negada por el jefe interino de Auxilio Judicial del Distrito Tres, subcomisionado Patricio Reyes, quien únicamente reveló que se descarta que el celador se haya suicidado, porque no se le encontró rastros de pólvora en las manos, tras practicársele la prueba de parafina.
Aparentemente el móvil del crimen fue el robo de la pistola que portaba para realizar sus labores de vigilancia en turnos de 24 horas continuas, aseguró Gladys Orozco Flores.
Casi desnudo
La otra víctima por homicidio que pereció ayer en Managua es un hombre de unos 25 años, alto, tez morena, pelo crespo-largo, con una herida en la pierna izquierda.
El hombre, que se presume era un indigente que pululaba por el Mercado de Mayoreo, fue encontrado sólo en calzoncillos y tenía al lado un pantalón azul y una camisa verde, prendas que estaban totalmente cubiertas de sangre, señaló Paula Alvarado.
Aunque las investigaciones del crimen apenas iniciaban al mediodía de ayer lunes, la Policía sospecha que éste pudo haber sido ultimado al salir de un expendio de droga que existe en ese barrio.