Sucesos

Luto en Chinandega por muerte de escolar

* Familia exigirá explicación de autoridades del Inach por no haber guiado de forma adecuada la excursión de casi 500 alumnos

Róger Olivas

CHINANDEGA
A las tres de la tarde del sábado fue sepultado en el cementerio de esta ciudad el cadáver de Enmer Javier Dávila López, de 15 años, estudiante de quinto año del Instituto Nacional Autónomo de Chinandega (Inach), quien se ahogó en una piscina del Centro Recreativo Azteca, de Estelí.
Adolorida, su madre, doña Concepción López, confirmó entre sollozos a EL NUEVO DIARIO que su vástago formaba parte de una excursión de 490 estudiantes que salieron de Chinandega a las seis y media de la mañana del viernes, rumbo al Diamante de Las Segovias.
Permiso por las notas
La progenitora aseguró que autorizó a su hijo ir al paseo porque ganaría puntos en varias materias, incluyendo Física, pero jamás se imaginó que perecería trágicamente. Se quejó porque los docentes a cargo del viaje no le dieron ninguna explicación acerca del deceso de su muchacho, por lo que exigirá una investigación exhaustiva.
Por su lado, Marta López, tía del quinceañero, dijo que éste era bien portado con sus padres y familia, además de ser un excelente estudiante, que planeaba estudiar medicina el próximo año. Agregó que los maestros a cargo de la excursión encontraron a su sobrino con calcetines, pero lo que más le extraña es que la camisa haya aparecido desgarrada, como que alguien luchó con él antes que cayera al agua de una piscina.
Brenda Salgado, compañera de clases de Enmer Javier, aseguró que se enteraron de su muerte cuando hicieron el recuento de estudiantes, a las cuatro de la tarde del viernes, en el Parque Central de Estelí.
“Le dio congestión estomacal, le agarró calambre en los pies y murió, es triste que no pudo bachillerarse con nosotros, lo recordaremos siempre porque fue un buen amigo, bien portado y aplicado”, afirmó la joven.
Se acabaron las excursiones
Ésta no es la primera vez que ocurre una tragedia con estudiantes del mismo centro escolar. El 21 de septiembre de 2001, cuatro estudiantes del Instituto Nacional Autónomo de Chinandega (Inach) fallecieron cuando viajaban a bordo de un autobús, el cual se estrelló contra un árbol de guanacaste en el kilómetro 126 de la carretera León-Chinandega.
En esa ocasión, los alumnos regresaban de una excursión del colegio en el municipio de El Jicaral, departamento de León.
Isabel Petien Campos, actual directora del Inach, lamentó la muerte de su alumno, Enmer Javier Dávila López, y negó que se les exija a los estudiantes participar en los paseos a cambio de obtener puntos.
Aseguró que de acuerdo con el dictamen médico de Karla María Rosales, forense de Estelí, el joven chinandegano murió por sumersión, tenía residuos de comida en las fosas nasales y boca, además que no presentaba señales de violencia.
La educadora añadió que una tía del muchacho le confirmó que éste padecía del corazón. Puntualizó que, ante este deceso, no habrá más excursiones por parte del Inach.