Sucesos

Despidió a su hijita y lo ultimaron de un balazo

* Joven arreaba un ganado cuando unos tipos lo llamaron y él se quedó conversando, mientras la niña se dirigía a su casa * El tiro se lo asestaron en el oído y le salió por el ojo

José María Centeno

NUEVA GUINEA
Efraín Mejía Orozco, de 22 años, murió producto de un balazo que le propinaran en el oído izquierdo, con orificio de salida en el ojo derecho. Según La Policía Nacional de Zelaya Central, el cuerpo del hoy occiso fue encontrado en el potrero donde éste, en horas de la tarde, arreaba unas vacas aparentemente para pasarlas de un potrero a otro.
Los hechos ocurrieron en la comarca La Mantequilla, del municipio de Nueva Guinea, fronterizo con el municipio de El Almendro, Río San Juan.
De acuerdo con la denuncia, el joven era acompañado en sus labores por su pequeña hija cuando varios individuos les hablaron, por lo que ambos atendieron sus llamados, y empezaron a conversar.
Efraín le dijo a la pequeña que caminara hacia la casa, pues él ya llegaba; según la menor, ella no conoció a ninguno de los tipos, pero después que se marchó, su padre no llegó a casa durante toda la noche.
Sus familiares, al ver que Efraín no aparecía, dio parte a otros vecinos y empezaron la búsqueda. En el mismo lugar donde su hija lo vio conversando con los desconocidos, lo encontraron hecho cadáver.
Según La Policía Nacional, una guardia operativa y un médico forense se hicieron presentes al lugar de los hechos, para iniciar las investigaciones correspondientes. Se desconocen las causas de este hecho sangriento, al igual que los autores del crimen.
De forma extraoficial se conoció que la muerte de Efraín pudo ser una “pasada de cuentas”, pero dicha versión no fue confirmada. La Policía de Zelaya Central y la de Río San Juan tratan de capturar a los autores y ponerlos tras las rejas.