Sucesos

Cuantioso robo en Panzyma


Orlando Barrios

Aún se desconoce la cantidad y el costo de los fármacos sustraídos de las bodegas de Laboratorios Panzyma S. A., situado en El Crucero, la noche del miércoles, por elementos desconocidos, quienes supuestamente incursionaron por la parte trasera de una propiedad en abandono.
Peritos del Distrito Tres, de la Brigada Especial y de la técnica canina se hicieron presentes en horas de la mañana de ayer para iniciar las pesquisas con el propósito de determinar quiénes y cómo robaron los medicamentos.
Según el señor Eigil Hoïgjelle, Gerente propietario de Laboratorios Panzyma, ésta es la cuarta vez que sufren algo semejante, y recordó que la otra vez las pérdidas anduvieron por los 603 mil córdobas. “Nos resulta imposible seguir en Nicaragua”, agregó.
El propietario reveló que hasta la fecha se han despedido a 11 personas por diferentes motivos, por lo que no descartó que el autor sea uno de sus ex trabajadores.
“La otra vez los vigilantes encontraron en las bodegas a dos sujetos encapuchados, pero los guardas de seguridad no hicieron nada, pese a que dicen tener el aval de la Policía Nacional”, comentó Hoïgjelle.
En el recorrido que hicimos con los oficiales pudimos comprobar que en los alrededores, el muro posee serpentina, pero en la parte trasera existe un pedazo sin ese tipo de protección. “Cada medio año tenemos que cambiar esos alambres, porque debido al clima se oxidan rápido. No descartamos que coloquemos alambres energizados, aunque sé que están prohibidos”, manifestó Hoïgjelle.
En horas de la noche en las instalaciones de los laboratorios se encontraban dos guardas, pero al parecer no escucharon nada, debido a la lluvia que cayó en El Crucero.
Un investigador comentó en la vivienda de Hoïgjelle, la cual está en esas mismas instalaciones, se encontraron varias cajas de medicamentos, lo que hace indicar que por ese sitio ingresaron los antisociales. El subcomisionado Leonidas Roque, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Estación Tres, al cierre de nuestra edición desconocía el monto de lo robado.