Sucesos

Asaltantes de caminos tras violento robo de taxi

* Después de huir por un tortuoso sendero, abandonaron el vehículo sin llevarse más que las pertenencias del cadete

Máximo Rugama

ESTELÍ
Fuerzas especiales de la Policía esteliana lograron ubicar un taxi que horas antes habían robado dos delincuentes que portaban armas de fuego, con las que amenazaron de muerte a su conductor. Además del vehículo, el taxista en su denuncia declaró que le robaron más de un mil córdobas, un teléfono celular y documentos.
A eso de las cuatro y media de la mañana, los dos delincuentes se apoderaron del automotor y luego lo dejaron abandonado en un paraje solitario, ubicado a orillas de la carretera que une la ciudad de Estelí con el municipio leonés de San José de Achuapa. El auto robado es un Kia, gris, placas MT 00 350, propiedad del señor Carlos Toruño.
El conductor del taxi fue identificado como José Antonio Urbina, quien señaló que los dos sujetos lo interceptaron en un sector cercano al Centro de Salud “Leonel Rugama”, de esta ciudad --a orillas de la Carretera Panamericana--, donde le pidieron que los trasladara al barrio El Rosario.
Tercer pasajero se salvó
A pocas cuadras abordó la unidad otro pasajero, quien dijo tener prisa porque es ayudante de un autobús de transporte colectivo, por lo que pidió al taxista y a los demás ocupantes del automotor que lo fueran a dejar primero a él, lo que los otros aceptaron.
Cuando ya estaban en el barrio “Arlen Siu”, una vez que el tercer pasajero descendió, en un lugar deshabitado, los asaltantes le gritaron a Urbina que se trataba de un asalto y le colocaron una pistola en el cuello.
Uno de los delincuentes, de estatura regular, piel blanca y vestido con una camisa roja, según relata Urbina, insultó a José Antonio y le ordenó que dejara el timón del carro, porque si no lo hacía, le iba disparar en la cabeza. Por temor a ser lesionado, el taxista entregó el auto y los antisociales se marcharon haciendo disparos hacia el suelo.
La Policía esteliana inmediatamente comenzó una tenaz persecución y logró ubicar el automotor que los maleantes abandonaron. Aparentemente el taxi se encuentra en buen estado, pese a que huían a alta velocidad sobre una carretera en malas condiciones.
Las autoridades policiales confían en que de un momento a otro capturarán a los maleantes. Hay fuertes sospechas de que se trate de miembros de un grupo de asalta caminos que se moviliza por sectores alejados y ubicados sobre la vía que une el municipio leonés de San José de Achuapa y esta ciudad, que quizás utilizaron el vehículo para cometer alguna fechoría.