Sucesos

Del fanatismo al crimen

* Admirador de Ricardo Mayorga mató a campesino, porque después de la pelea no pudo soportar su derrota * Con la primera puñalada la víctima pudo huir, pero cayó en el camino y recibió otras 15 estocadas

Francisco Mendoza
MATAGALPA
Un campesino perdió la vida al recibir 16 puñaladas, después de ver la pelea de Ricardo Mayorga, debido a que una persona que iba a favor de “El Matador” no pudo soportar que el campeón fuera noqueado por el méxico-norteamericano Oscar de la Hoya.
Este hecho sangriento se registró en la finca El Pelón, ubicada en la comarca El Anzuelo, municipio de Matiguás, donde los campesinos José Antonio Padilla Martínez, de 25 años, y Aurelio Jarquín García, de 30, se encontraban viendo la pelea en la cantina de Vilma Oporta, pero cuando Mayorga tuvo la primera caída, justo al comienzo del primer round, dio inicio la discusión entre los dos hombres.
Trató de escapar
Cuando finalizó la pelea, la discusión entre los dos aficionados se volvió más fuerte, hasta que Aurelio sacó un puñal y descargó una salvaje cuchillada en la humanidad de Padilla, quien al sentirse herido trató de escapar de su agresor, emprendiendo una desesperada carrera.
La denuncia, que fue interpuesta ante las autoridades por el señor Francisco Castilblanco, señala que Aurelio Jarquín García dio persecución a su víctima hasta lograr darle alcance cuando éste, debido a la puñalada recibida, cayó en el camino. El asesino se abalanzó sobre Padilla y le descargó otras 15 estocadas.
Padilla, que a esas alturas ya no podía defenderse, recibió trece puñaladas en diferentes partes del cuerpo y dos en el cuello, más la que había recibido cuando estaba dentro de la cantina, en total 16. Su muerte fue instantánea, mientras el autor se daba a la fuga con rumbo desconocido.
Una patrulla se presentó al lugar del crimen para realizar las investigaciones respectivas y tratar de dar con el paradero del asesino, pero hasta el momento no hay rastro del autor de este hecho que enlutó otro hogar matagalpino, por una pelea en la que a fin de cuentas Mayorga debe estar feliz con lo que ganó, y aquí hay una persona muerta y otra buscada por la Policía.
Más víctimas
Otros que están hospitalizados “por culpa” de la pelea de “El Matador” Mayorga son los ciudadanos Juan Carlos Ruiz Olivas y Miguel Ángel Martínez Jarquín, quienes recibieron dos puñaladas cada uno cuando miraban la pelea en una cantina.
El hecho se registró en el expendio de licor de doña Carmen, ubicado en el barrio “Pedro Joaquín Chamorro”, de la Ciudadela Solingalpa, según dio a conocer la oficina de Relaciones Públicas de la Policía departamental, donde los jóvenes, además de estar viendo la pelea, estaban ingiriendo licor.
Cuando la pelea estaba en lo más emocionante, se apareció el sujeto Raúl Montenegro, quien dijo a los dos muchachos que le dieran un cigarrillo, pero como no tuvo una repuesta positiva, éste sacó un cuchillo y asestó dos puñaladas a cada uno y se marchó del lugar.
Los dos fanáticos del boxeo fueron traslados de emergencia al Hospital Regional de Matagalpa, donde ya se encuentran fuera de peligro. Una patrulla se hizo presente al lugar de los hechos y sus miembros lograron capturar a Montenegro, quien pasará a la orden de las autoridades correspondientes para responder por el delito cometido.