Sucesos

“Los clones” matan a comerciante

* Concheño recibió varios impactos de bala en la espalda y cabeza * Dos sospechosos se encuentran detenidos en una de las celdas preventivas del Distrito Tres

Tania Sirias

Tras las rejas del Distrito III de la Policía se encuentran Léster Antonio Villarreal y Richard Rizo Jiménez, sospechosos del homicidio en contra del comerciante Sergio Ruiz López, de 25 años, quien pereció a balazos a manos de dos miembros de la pandilla “Los Clones”.
El infortunado era originario del barrio “El Rodeo”, en San Juan de la Concepción, La Concha, Masaya, y vino a Managua para visitar a una de sus hermanas, casa en cuya disfrutó de la pelea de “El Matador”, Ricardo Mayorga, y Oscar de la Hoya, efectuada la noche del sábado.
El hecho sangriento ocurrió a las doce y cuarenta de la madrugada de ayer, en el barrio Memorial Sandino, donde una vez terminada la pela Ruiz López decidió encaminar a unos amigos, pero en el trayecto se encontró con un grupo de siete personas.
Los atacantes se molestaron porque el infortunado, Ruiz López, les dijo a sus acompañantes que en ese barrio no había delincuentes. Acto seguido se escucharon un sin número de insultos y detonaciones de arma, hechos que motivaron al ahora difunto y a sus amigos a retornar a la casa de la hermana de éste, pero poco antes de llegar al inmueble, el comerciante fue alcanzado por unas balas que le impactaron en la espalda y la cabeza, por lo que cayó al suelo boca abajo, herido de muerte.
Según el dictamen post mortem de Medicina Legal, éste falleció producto de shock hipovolémico que destruyó órganos como el cerebro y el pulmón izquierdo, lesiones causadas por escopeta. Por su parte, don Sergio Ruiz llora la muerte de su único hijo, y afirmó que él no tenía enemigos. La víctima deja en orfandad a una niña de cuatro años y viuda a María López, quien no se resigna ante este infortunio.
“Mi hijo era quien mantenía la casa, ya que hace un año me practicaron una operación en el corazón y quedé inhabilitado para trabajar”, lamentó Ruiz.
Riña con sus vecinos
Por otro lado, a la Estación Tres de la Policía se presentó Ricardo José Blanco, quien denunció a sus vecinos Franklin José Larios López y a su primo Jefferson Larios Espinoza de haberlo golpeado con una botella de cerveza.
Relató el quejoso que estaba en su vivienda, ubicada en el barrio Altagracia, del colegio “Emmanuel Mongalo”, tres cuadras al sur, tomándose unas cervezas en una pulpería cercana a su casa, cuando discutió con sus vecinos, por un pleito que tiene más de un año.
“Ellos les decían a mis hijas obscenidades y por eso les reclamé. De pronto se me vinieron encima, mientras Franklin me daba con la botella su primo me pateada”, dijo el denunciante.
Antes de interponer la denuncia fue traslado por sus familiares al Hospital “Lenín Fonseca”, donde fue atendido de emergencia.