Sucesos

Jurado decidirá suerte de socio acusado de homicidio

* Habría ejecutado a propietario de empresa de vigilancia “por amor” a una camioneta

Ernesto García

Un jurado integrado por tres mujeres y dos varones, tiene en sus manos el futuro de Noel Amed González o Noel Antonio Cuadra Urbina, quien es acusado por la Fiscalía de la República de ser el supuesto autor del homicidio perpetrado contra el René Alberto Zamora Varela, el pasado 23 de septiembre.
Para demostrar la culpabilidad del hombre con doble identidad, la representante del Ministerio Público, Magda Matus, ofreció 14 testigos, la pistola marca Taurus calibre 38, que es supuestamente el arma homicida, además del carro Honda Civic con manchas hemáticas en los asientos.
Pero la prueba más importante propuesta por el Ministerio Público es, sin duda, el video donde aparece el presunto homicida sacando del parqueo de la casa de su víctima una camioneta Isuzu, valorada en 4 mil dólares, y que aparentemente fue el móvil del crimen.
La llegada de Noel a la casa de su socio, la noche del 21 de septiembre, quedó grabada por el sistema de circuito de seguridad que la víctima tenía en su vivienda, desde su habitación.
Zamora era propietario de una empresa de vigilancia. Su cuerpo fue encontrado en estado agónico en la entrada de la comarca Los Ladinos, hasta donde supuestamente lo llevó González para dispararle en la cabeza y dejarlo botado. La víctima falleció el 23 de septiembre, a las cinco de la mañana en el Hospital “Lenin Fonseca”.
De acuerdo con el relato de los hechos presentados por la Fiscalía, en su escrito acusatorio el 22 de septiembre de 2005, el presunto homicida y socio de René Zamora Varela, llegó a la casa de éste en Bello Horizonte, a eso de las ocho y 40 minutos de la noche, y luego cada uno salió en su respectivo vehículo.
Sin embargo, 45 minutos después de haber salido, Noel volvió a la casa de René, abrió el portón del garaje y retiró la camioneta que supuestamente es el móvil del crimen, mientras su “amigo” agonizaba en un predio montoso de la comunidad Los Ladinos.
Aunque será en la audiencia pública donde se decidirá la culpabilidad o no culpabilidad del socio de Zamora, la misma continuará hasta el próximo 3 de febrero, porque la judicial debió suspenderla por la inasistencia de algunos de los testigos.