Sucesos

Detenida por hurto de cámara


Orlando Barrios

Marisela Talavera Rodríguez fue arrestada tras ser acusada por un guarda de seguridad por el hurto de una cámara de vídeo, valorada en siete mil 740 córdobas, en el puesto de mando de una empresa de vigilancia en Las Palmas.
¿Por qué me detienen?, gritaba la mujer cuando era conducida por un oficial de la Estación Dos hacia una celda preventiva de esa dependencia, mientras Julio Rafael Monge López, jefe de Operaciones de la empresa Viconisa, relató al instructor que la mujer llegó y le pidió a Damasio Francisco Silva, vigilante de turno en ese objetivo, un vaso de agua.
Según la versión que Damasio Francisco brindó a su superior, él permitió que la fémina entrara a las instalaciones porque ella le pidió agua y él dispuso mostrarle dónde podía beber.
“El vigilante creía que la mujer iba detrás de él, pero ella ya no lo seguía”, recordó el denunciante.
En el puesto se encontraba un bolso que contenía la cámara de vídeo, propiedad de la empresa, por lo que el primer presentimiento hizo que el vigilante se dirigiera al bolso, donde, en efecto, no encontró el aparato digital.
Las autoridades policiales recordaron que no es la primera vez que se registran este tipo de sucesos, pues en algunos casos los vigilantes solicitan los servicios de damiselas, quienes al no recibir pago se “cobran” con lo que hallan al alcance, y luego son denunciadas como ladronas.