Sucesos

Despliegue policial tras riña de ebrio

* Tremendo escándalo causó al abandonar su vehículo ensangrentado

Orlando Barrios

Un vehículo con manchas de sangre abandonado en el parqueo de una gasolinera, situada en las cercanías de la Rotonda Santo Domingo, movilizó a oficiales de la Cuarta Delegación Policial, así como a peritos de la Dirección de Auxilio Judicial.
Paúl Lovo, vigilante asignado de Servipro en esa gasolinera, relató que a eso de las diez y media de la mañana, un sujeto estacionó el carro placas 205-663, del que descendió para abordar una motocicleta que estaba aparcada en dicho negocio. "Ahí vengo", recuerda el guarda de seguridad que le dijo el hombre.
Las manchas hemáticas impregnadas en las puertas delanteras dieron lugar a la zozobra, al igual que a las sospechas, de que el automotor fue robado y que posiblemente su propietario resultó lesionado o, peor aún, asesinado.
Inmediatamente avisaron a las autoridades policiales, las que acudieron al lugar para iniciar las investigaciones. En el sitio lograron determinar que el carro abandonado pertenecía a Suyén Ester Bendaña, una comerciante de ropa para bebés, que ofrece su mercadería en el Mercado Oriental.
Pero poco después se presentó a la gasolinera el ciudadano Liberato Bendaña, quien narró que se encontraba en su vivienda en el barrio "Jorge Dimitrov", cuando su yerno llegó violento y en estado de ebriedad, por lo que él se defendió con un arma blanca.
Una patrulla de desplazó al inmueble de Liberato, donde encontraron a Suyén Ester, quien fue trasladada a la gasolinera a reconocer su vehículo, donde relató a los oficiales que sostuvo una riña con su marido, Julio Jaime Parrales, por lo que su papá, don Liberato, intervino, pero sin mayores consecuencias.
Lo que no quedó muy claro fue por qué el vehículo fue depositado por Parrales en ese lugar, pero sí que la sangre impregnada le pertenece.
Se supo que Parrales se fue en su motocicleta hacia un centro capitalino, pero no fue atendido por los médicos, debido a la huelga. En tanto, don Liberato fue trasladado al Distrito Cuatro hasta que se aclaren las circunstancias en que resultó herido Julio Jaime.