Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Altamente peligroso
Por las circunstancias en que ocurrieron los hechos y por el hecho de que cuando se le capturó la Policía encontró en su poder un explosivo identificado como CPL Michester, el juez suplente Tercero Penal de Audiencias, Óscar Manzanares, decretó la prisión preventiva de Boanerges José Gómez Fernández, de 34 años, quien fue acusado por robo con intimidación en perjuicio del representante legal del Grupo M o “El Gallo Más Gallo” y dos personas más. La audiencia inicial del juicio fue programada para el 30 de enero, día en que la Fiscalía deberá detallar las pruebas que tienen para asegurar que el 17 de enero el reo llegó a la sucursal que el grupo tiene en Altamira, para llevarse 117 mil 72 córdobas. Supuestamente el acusado iba acompañado de un uniformado en una moto, luego llegaron al lugar tres sujetos más, y a punta de pistola obligaron al vigilante a internarse al local, donde ordenaron a Iván Méndez Paz que abriera la caja fuerte, pero como éste aparentemente no recordaba la combinación, le dieron un “pistolazo” en la cabeza, lo que obligó a la víctima a recordar los números y abrir la caja. Después los hechores huyeron. Junto al explosivo, la Policía le ocupó a Gómez un pasamontañas negro, una camisa celeste con charreteras con grados de suboficial y un proyectil calibre 38.
Corta pena para “El Abuelo”
Pedro Pablo Poveda Tercero, de 75 años, conocido como “El Abuelo”, fue condenado a seis años de prisión por tentativa de violación en perjuicio de una niña de once años, hecho acaecido el 29 de agosto del año pasado, en la comarca San Isidro de Bolas. La víctima estaba sola en su casa cuando llegó el anciano, éste le colocó un cuchillo en el cuello, la condujo al dormitorio, la desnudó, le puso un cuchillo en las costillas para obligarla a acostarse y abrir las piernas, pero en el justo momento en que se estaba sacando el órgano viril, fue sorprendido por una hermana de la niña, lo que lo obligó a huir. El juez Cuarto Penal de Juicio, Jaime Alfonso Solís, ordenó la captura del acusado, quien por ser reo valetudinario había obtenido su libertad en la audiencia inicial por orden de la juez Cuarto Penal de Audiencias.
“Tony Trompudo” ante el juez
Casi un año después de que ocurriera el robo donde perdió la vida Julio César Torres, de 23 años, la Policía puso a la orden de la juez suplente Séptimo Penal de Audiencias, María Aráuz, a Tony Charly Urbina, alias “Tony Trompudo”, de 19 años, quien a falta de medios económicos tuvo que ser asistido por una defensora pública en la audiencia inicial con carácter de preliminar, celebrada ayer. La acusación indica que el seis de febrero de 2005, la víctima iba saliendo de un bar ubicado en Villa Progreso, cuando fue interceptada por Éver Ramírez Lira, de 23 años, apodado “Murriña”; José Lorenzo Robleto, de 24 años, “Chucky”, y Urbina. Presuntamente el joven fue obligado a ir al barrio “Georgino Andrade”, donde lo golpearon y le robaron todas las pertenencias, a excepción de los calzoncillos. Como la víctima quedó tendida en el suelo, malherida, fue trasladada al hospital, donde falleció cinco días después por edema cerebral, hemorragia intracraneal por trauma.
Jurado absuelve a doméstica
Los miembros de un jurado de conciencia declararon no culpable del delito de robo con fuerza a Nery de los Ángeles Jacazo González o Margot del Carmen Mena o Margarita del Carmen Mendoza, de 39 años, quien aún tiene un segundo juicio pendiente por otro atraco que le achacan. Una fiscal aseguró que ella también fue víctima de la doméstica, quien se le llevó unas prendas y dinero, parte de los cuales recuperó, por lo que no la acusó. Nery de los Ángeles fue enjuiciada en el Juzgado Octavo Penal de Juicio porque María Estela Lanzas denunció que llamó a una agencia de empleadas domésticas buscando una, llegó la acusada, pero al siguiente día de haber sido contratada (el 28 de septiembre de 2005) supuestamente se llevó una caja fuerte con 4,283 dólares en joyas más cinco frascos de perfumes de distintas marcas, pero a juicio del tribunal de jurados nada de esto quedó probado. La notificación de la sentencia absolutoria fue programada para el 25 de enero en el Juzgado Octavo Penal de Juicio.