Sucesos

Sucesos departamentales


Rescatan cadáver de estero
Yelba Tablada / COMALAPA, CHONTALES
De las aguas del estero situado en la Comarca Santa Clara, jurisdicción de Comalapa, fue rescatado, el fin de semana, el cuerpo sin vida de Juan Bosco Fernández Martínez, quien pereció ahogado al retar a la naturaleza, cuando se introdujo en el agua montado en una mula. Fernández Martínez, aparentemente en completo estado de ebriedad, quiso cruzar el estero aprovechando que nadie se encontraba en el lugar para advertirlo del peligro. El hombre, quizás impulsado por el demonio, penetró en el agua poco a poco, hasta que la bestia comenzó a nadar; pero no corrió muy lejos, pues a escasos cinco metros de haber dejado tierra firme, el animal se enredó en unos bejucos y se hundió, junto a su jinete, en las heladas aguas del estero de Santa Clara, de donde no pudieron salir con vida. Norman Elí López, primo del fallecido, manifestó que Fernández Martínez no sabia nadar y que cuando se estaba ahogando pasó un hombre identificado como “Chico” a quien le solicitó ayuda, pero las súplicas no fueron atendidas por el samaritano. El cuerpo sin vida del montado fue rescatado por sus propios familiares. La guardia operativa, junto al médico forense, llegó a la zona para investigar el caso, pero las autoridades lograron comprobar que la muerte de Juan Bosco, fue a consecuencia de sumersión (ahogado).
Roban de C$60,000 a camión cervecero
Yelba Tablada / VILLA SANDINO, CHONTALES
Dos elementos desconocidos, enmascarados y armados de revólveres, asaltaron un camión distribuidor de cerveza y despojaron a su agente vendedor de sesenta mil córdobas. El hecho se registró en el kilómetro 189, sector Aguas Claras–Villa Sandino. El conductor del vehículo cervecero, Deybi Antonio Vargas González, informó que al pasar por el lugar mencionado los asaltantes le hicieron el alto, y una vez estacionado el camión Hino, placas 234-335, verde con blanco, metieron en un cajón a los ayudantes Félix Centeno Mendoza y Álvaro Ignacio Vargas. Luego le ordenaron al conductor seguir la marcha, pero tras recorrer un kilómetro introdujeron en otro cajón a Deybi. Posteriormente, los delincuentes forzaron la caja fuerte y sacaron el dinero que el agente había reunido producto de la venta de cerveza. Después de sustraer los sesenta mil córdobas, los dos elementos huyeron del lugar y dejaron encerrados en los cajones a sus víctimas, quienes a como pudieron lograron salir y de inmediato se trasladaron a la estación de Policía de Villa Sandino, a interponer formal denuncia. Miembros de un equipo de investigadores de Auxilio Judicial se trasladaron al escenario del atraco para iniciar el proceso de esclarecimiento, pero hasta ayer no habían logrado detener a ningún sospechoso vinculado a este robo con intimidación.
Escarmiento a ladronzuelo
Fermín López / PUERTO CABEZAS, RAAN
Faustino Julias, de 24 años, un joven multirreincidente y muy conocido por su costumbre de cometer robos con fuerza en esta ciudad y por haber estado tras las rejas incontables veces, fue sorprendido a las doce del día mientras ejecutaba una más de sus hazañas, en una vivienda del Barrio Moravo. Según cuenta la dueña de la casa, doña Nubia Montalván, todos estaban en la sala cuando escucharon un ruido en el cuarto, fue cuando se percataron de la presencia del sujeto, pero éste huyó por una ventana y abordó un taxi para darse a la fuga. Tras el delincuente iban tres jóvenes que tomaron otro vehículo y lograron alcanzarlo, pero Julias ya había vendido una pulsera al chofer del taxi que había abordado, únicamente lograron recuperar una cadena de oro y un reloj. Según la afectada, el joven también se le llevó 500 córdobas, lo cuales desapareció en el camino. Después de permanecer amarrado a un poste por más de una hora, la Policía llegó al lugar y rescató a Justino, quien fue conducido a la estación policial.
Falsos ganaderos timan a incauto
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
De cuatro mil cien córdobas en efectivo fue despojado José Miguel Hernández Guzmán, quien fue sorprendido por una pareja de falsos ganaderos que lo interceptaron frente al Bazar 2000, donde lo estafaron. El ambicioso hombre narró ante un agente de Auxilio Judicial que, al pasar por el sitio mencionado, dos sujetos se le acercaron y le solicitaron que les fuera a cambiar dos mil dólares, favor por el cual le pagarían quinientos córdobas y hasta lo iban a invitar a almorzar. Hernández Guzmán, después de analizar la oferta tentadora, aceptó el negocio a los desconocidos, quienes de inmediato le dijeron que dejara todo lo que andaba en garantía por el dinero que iba a cambiar. De manera voluntaria, José Miguel entregó a los falsos ganaderos un reloj, un anillo de oro y dos mil córdobas en efectivo, y posteriormente salió rumbo a una pulpería donde haría el cambio de los supuestos dólares. Al caminar dos cuadras, revisó la maleta y se enteró de que los famosos dólares eran sólo un rollo de papel periódico.