Sucesos

¿Venganza de criminal excarcelado?

* Anciano había sido macheteado dos años atrás, y pocos días antes de que lo mataran, su victimario salió de prisión

Ernesto García

Lo que para la Policía del Distrito Cinco se trataba de la simple muerte de un anciano, quien dormía solo en una pequeña caseta, donde hace varios años funcionó una vulcanización, cerca de los semáforos de Rubenia, resultó ser un crimen por la vía del estrangulamiento. Y peor aún, se avizora una cruel venganza contra la víctima.
De acuerdo con el dictamen médico legal, emitido por el forense Oscar Bravo Flores, el anciano de 77 años, Carlos Díaz Leiva, murió por asfixia mecánica, es decir estrangulado. Sin embargo, pese a la existencia del dictamen del facultativo, las autoridades policiales siguen sosteniendo que la muerte de Díaz fue natural, según denunció Tatiana Díaz, nieta del infortunado.
“Para nosotros, la muerte de mi abuelito no fue natural, porque tenía golpes en el costado, la cabeza y señales de violencia en el cuello”, puntualizó Tatiana Díaz, agregando que por eso ellos exigen que se investigue la muerte de su ser querido.
Prefería la soledad
A preguntarle por qué el anciano dormía solo en ese sitio tan inseguro, cubierto solamente por unas tablas, Tatiana explicó que el dueño del local, Julio César Flores, era cuñado de su abuelo y por eso a él le gustaba ir a dormir a ese lugar, “porque prefería la soledad”.
Aunque la Policía ahora está esperando que el médico forense Oscar Bravo ratifique el dictamen preliminar que extendió a la familia doliente, Tatiana Díaz señaló que el principal sospechoso de ser el autor del crimen es un sujeto identificado como Roberto Chávez Bermúdez, quien, el seis de enero de 2004, golpeó al anciano de manera salvaje, para robar en la vulcanizadora.
Amenazó, al ser capturado
Las sospechas de que Roberto Carlos haya sido el autor del crimen se fundamentan en que, según los familiares del anciano, éste habría salido de la cárcel 4 ó 5 días antes del crimen, el cual aconteció la madrugada del pasado martes.
Esa vez, Chávez, al ser capturado, amenazó al anciano y a quienes lo delataron diciendo: “Uno por uno me las van a pagar”. EL NUEVO DIARIO trató de confirmar la versión de que Chávez salió del penal días antes del crimen, pero no se pudo, porque en la cárcel Modelo de Tipitapa se nos dijo vía telefónica que la información sólo podría ser confirmada, hasta hoy en horas de la mañana.