Sucesos

Breves judiciales


Lizbeth García

Arrestan a un “Bronco”
Eliécer Alexander Bermúdez Mojica fue capturado por las autoridades policiales y remitido ante la juez Tercero Penal de Audiencias, quien el año pasado ordenó su captura bajo el supuesto de que el mismo es miembro de una banda de asaltantes y violadores que antes de ser desarticulada perpetró cinco atracos entre marzo y abril de 2005, pero en este mismo año, el aparente cabecilla, José Antonio Aguilar Ayerdis, “Bronco”, de 19 años, fue condenado a prisión por violación, robo con intimidación y abusos deshonestos. La juez Henryette Casco Batres programó para las tres de la tarde de hoy jueves la audiencia inicial para el hasta hace poco prófugo de la justicia. La acusación indica que el procesado supuestamente se encargaba de “limpiar” los electrodomésticos de las casas que visitaban, mientras “Bronco” violaba a las mujeres.
El nerviosismo “lo mató”
La juez Tercero Penal de Audiencias, Henryette Casco Batres, admitió todos los medios de prueba que la fiscal Marta Landeros presentó en contra de Cid Hugo Bermúdez, acusado por tráfico de drogas, delito por el cual irá a juicio oral este seis de febrero. Mientras llega la fecha, el joven quedó bajo prisión preventiva. La acusación indica que Cid Hugo iba caminando por una calle de San Judas con dos hombres, pero lo que llamó la atención de la Policía es que Bermúdez llevaba un machete y al verlos se mostraron nerviosos y todos empezaron a correr para evitar ser requisados por las fuerzas del orden, que sólo pudieron “echarle el guante” a Cid, a quien le encontraron 133.3 gramos de marihuana y 33 piedras de cocaína.
No lo recibieron ni en la cárcel
Para recibir, en la cárcel, al hombre de 48 años que, presuntamente, violó e hizo parir a sus dos hijas, las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional solicitaron, ayer, a la juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, otra copia del acta donde decretaron la prisión, porque la copia que inicialmente les llevaron estaba medio borrosa, en algunas líneas. El juicio para C.I.M.P., acusado de violación en perjuicio de sus dos hijas, de 16 y 19 años, asimismo, de lesiones y amenazas en perjuicio de su mujer, está programado para el 24 de febrero.
Piden 14 años de cárcel para “Piraña”
La fiscal Nubia Arévalo solicitó a la juez Segundo Penal de Juicio, Adela Cardoza, que condene a la pena máxima que existe para el delito de homicidio (14 años) a Gustavo Adolfo Mendoza Beteta, quien mató a su tío Francisco José Beteta, el año pasado. Entre los agravantes que tiene el acusado están el haber cometido el crimen en la morada de la víctima y tener ocho folios llenos de antecedentes por robos y lesiones, entre otros delitos. La defensa, por su lado, pidió la pena mínima de seis años de prisión. Durante el juicio oral y público, el procesado alegó defensa propia, pero los miembros del jurado lo declararon culpable. El crimen ocurrió cuando el sobrino mató de varias heridas en el cuello a su tío por viejas rencillas y problemas familiares. “Por decirle que se fuera de la casa, aquel sacó un cuchillo y lo agredió casi por la espalda”, recordó Sergio Antonio Beteta, hermano de la víctima. A raíz del hecho de sangre, la familia Mendoza quedó dividida entre los que querían la libertad para el acusado y los que lo querían ver tras las rejas.