Sucesos

Sucesos departamentales


Machetazo casi le amputa el brazo
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Con un machetazo, que por poco le corta de un solo tajo el brazo derecho, ingresó al Hospital Regional César Amador Molina, el ciudadano Manuel Aráuz, de 28 años, quien fue agredido por el sujeto José Alfredo Avilés Gadea, según dieron a conocer las autoridades. El hecho se registró en la comarca El Coyolar, municipio de La Dalia, en la finca “Cucalón”, cuando José Alfredo, sin discusión alguna, descargó un machetazo en la humanidad de Manuel. Mientras el autor, pensando que lo había matado, se dio a la fuga; el herido fue traslado por sus familiares al hospital matagalpino, donde los médicos tratan de salvarle el brazo.
No sabe por qué lo quieren matar
Leoncio Vanegas / MURRA, NUEVA SEGOVIA
Ni a la luz de la Santa Biblia se explica el señor José Usmán, pastor evangélico de la iglesia “Buen Samaritano”, de la comarca Quebrada Negra, jurisdicción de este municipio, por qué su vecino, Francisco Roque Palma, lo quiere matar. Aunque Dios protege “a los que se le humillan y le sirven”, el religioso acudió a la Policía local a denunciar la tentativa de homicidio que sufrió de parte de su mal vecino, pues éste, furioso, se presentó recientemente a su casa para machetearlo. Pero el religioso forcejeó con su agresor y logró quitarle el objeto filoso y luego acudió a las autoridades, para narrar que su vecino salió corriendo y volvió a amenazarlo con regresar, pero armado de una escopeta. Agregó en su denuncia que días después llegó el padre del agresor a aconsejarle que mejor se fuera del lugar y dejara su iglesia, porque su vástago, “en realidad, andaba arrecho y decidido a matarlo”.
Era cierto que vendía coca
Francisco Mendoza / MATAGALPA
Por andar vendiendo cocaína, un ciudadano hoy se encuentra tras las rejas. Wilfredo José López Chamorro, residente en el sector conocido como Quebrada Honda, fue detenido por agentes antidrogas que le venían dando seguimiento debido a que tenían denuncia de que vendía cocaína. La Policía aseguró que López, al ver a los oficiales, se mostró nervioso, por lo que lo requisaron y encontraron un vaso plástico con polvo blanco, que resultó ser cocaína con un peso de 6.8 gramos. López Chamorro fue detenido y trasladado a las celdas centrales de la policía departamental.
Quinceañero agredido por delincuentes
Leoncio Vanegas / JALAPA, NUEVA SEGOVIA
En estado delicado convalece en un hospital de Managua, el jovencito Héctor Abel Sánchez Zamora, de 15 años. En este municipio fronterizo fue salvajemente golpeado por cinco delincuentes para robarle sus pertenencias. La Policía local informó que busca a los malhechores por el delito de robo con violencia y lesiones graves.
Darán de baja a policía abusivo
Máximo Rugama / ESTELI
El policía Felipe Nery Velázquez en los próximos días podría ser dado de baja de la entidad de seguridad pública, ya que tiene un “rosario de denuncias” sobre supuestos abusos de autoridad, contabilizándose entre estos una lesión que le provocó a Neftalí Mairena Ramírez, de 22 años, en el momento que supuestamente le realizó un disparo con su arma de reglamento. El uniformado cometió el hecho cuando se encontraba en el sector conocido como “El Naranjo”, situado a uno seis kilómetros al sur de esta ciudad. Un informe dado a conocer por el teniente Abel Herrera, portavoz policial en Estelí, indica que quien presentó la denuncia fue la señora Alba Luz Dávila Ramírez. El policía Felipe Nery Velásquez, supuestamente bajo los efectos del alcohol, le realizó un disparo a su hijo y lo hirió en un pie, por lo que el muchacho fue trasladado al Hospital San Juan de Dios, de Estelí. El uniformado, según se conoció el día que se registró el incidente, estaba de pase. La Policía esteliana de igual forma dio a conocer que Velázquez está propuesto a baja por denuncias de casos anteriores: de lesiones y abuso policial.
Dama sufre accidente
Máximo Rugama / ESTELI
Con severas lesiones resultó la señora Anita Montenegro Molina, de 55 años, como consecuencia de un accidente de tránsito, registrado en el municipio esteliano de La Trinidad. El microbús placas M 014-264 colisionó contra un automóvil KIA Pride, café, sin placas. Doña Anita Montenegro Molina, quien también sufre de hipertensión arterial, fue llevada al Hospital “Pedro Altamirano”, de La Trinidad, en una ambulancia de La Cruz Roja de Estelí.
Buscan a autor de puñaladas
Máximo Rugama / ESTELI
La Policía esteliana busca al sujeto Franklin Cruz Soto, quien es el presunto autor del delito de lesiones graves en perjuicio del jovencito Jairo Ulises Talavera de 24 años. El afectado se encontraba a eso de la medianoche en la pulpería “Titanic”, ubicada en la comunidad la Thompson, unos tres kilómetros al norte de esta ciudad, cuando supuestamente fue agredido con un cuchillo por Cruz Soto, quien ahora huye de la justicia. De acuerdo a un informe dado a conocer por la Policía esteliana, el lesionado fue trasladado al hospital de esta ciudad, donde debido a la gravedad del caso fue intervenido quirúrgicamente. Hay varios testigos que observaron de lejos cómo el autor de las lesiones insultó al muchacho y luego le asestó dos puñaladas.
Garroteadas por cobrar una deuda
Leoncio Vanegas / JALAPA, NUEVA SEGOVIA
Una señora furiosa tomó un madero y garroteó a dos mujeres, de nombres Alba Nubia López Hernández, de 24 años, y Santos López. Las dos llegaron a la casa de la agresora para cobrarle una deuda, lo que no fue de su agrado. Ambas lesionadas interpusieron la denuncia en la policía local.
Embestida por llanta de bus
Máximo Rugama / ESTELI
Con politraumatismo y una posible fractura en el brazo derecho resultó la señora Sonia Huete Obregón, luego que a un automotor en marcha se le desprendió una llanta y la impactó. La dama, quien es habitante del barrio “Camilo II”, se encontraba en el barrio “Panamá Soberana”, a la espera de un autobús de servicio urbano, cuando de forma inesperada surgió el percance. Huete Obregón, de 51 años, fue trasladada de inmediato al Hospital Regional San Juan de Dios, de esta ciudad, donde los médicos y enfermeras de turno la ingresaron de emergencia.