Sucesos

Sucesos departamentales


Escapa de una violación segura
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
En medio de la oscuridad de la noche, un sujeto desconocido intentó violar a la joven señora de las iniciales E.C., de 28 años, cuando caminaba frente a la cancha deportiva del barrio San Antonio, de esta ciudad. El autor de este delito sexual interceptó a su víctima, y por la fuerza la tomó de los brazos y se la llevó hasta el lugar mencionado, donde intentó despojarla de su vestimenta. La señora, como pudo, se defendió del aberrado y luchó para evitar la violación, pero al ver que todos sus esfuerzos eran en vano, no tuvo otro camino que solicitar ayuda a los vecinos del lugar. Los gritos de la ofendida llegaron hasta los oídos del vigilante del bar “El Recreo”, quien salió, y sin pensarla mucho sacó una pistola y realizó dos disparos al aire, lo que provocó que el violador soltara a la joven y se diera a la fuga. La mujer, después de darle gracias a Dios por haber escapado de una violación segura, se dirigió a la Policía a interponer formal denuncia. La guardia operativa fue desplazada a la zona, pero sus agentes no lograron localizar a ningún sospechoso con las características del hombre que fue descrito por la afectada.
Falso médico cubano roba en hospital de Juigalpa
Yelba Tablada / Juigalpa, Chontales
El administrador del Hospital “Asunción”, de Juigalpa, Heberto Amador, cayó en manos de un estafador que se hizo pasar como médico cooperante de Cuba, y en minutos lo despojó de una moderna computadora portátil, valorada en 32 mil 148 córdobas. El supuesto doctor, que hablaba con acento cubano, se presentó ante Amador, a quien se le identificó como Ricardo Pérez. “Mira chico, vengo a ayudarte a este hospital, y necesito el apoyo tuyo para atender a la gente pobre”, fueron las palabras de entrada del estafador. Amador, al escuchar la presentación del bandido, de inmediato se puso de pie y lo saludó como se merece un benefactor, y luego realizaron juntos un recorrido por las instalaciones del hospital. Al concluir la visita por las salas, Ricardo Pérez le pidió prestada la computadora a Amador, “para elaborar el plan de trabajo de la brigada médica que encabezaba”. De inmediato, el administrador cedió a la petición del falso galeno, quien con gran rapide “se hizo humo” del hospital. Comprobada la estafa, Amador le informó lo sucedido a la subdirectora del centro asistencial, doctora Janeth Isabel González, quien de inmediato se trasladó a la Policía de Juigalpa a interponer formal denuncia, para que los efectivos del orden público investiguen el paradero de este delincuente que timó al administrador del centro asistencial de referencia regional.
Vaciaron la casa en su ausencia
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Delincuentes amparados en la oscuridad de la noche penetraron a la casa de Maridenia Robleto Reyes, a quien se le llevaron más de 2,500 córdobas en electrodomésticos, trastos de cocina y ropa de cama. La vivienda se ubica en el barrio 30 de Mayo, y los ladrones, aprovechando que se encontraba sola, cortaron la aldaba de la puerta principal, para luego incursionar y aplicar la “limpieza total”. Del domicilio de Robleto Reyes, los cacos cargaron con una cocina a gas, tanque y válvula, una licuadora, una arrocera, un cuadro, un bolso, una cartera, una plancha, un reloj de escritorio, un juego de sábanas y un casete. Los desconocidos abandonaron la vivienda sin que los vecinos de la perjudicada lograran identificarlos. Doña Maridenia, al retornar a su hogar, con facilidad detectó que los “amigos de lo ajeno” la habían visitado. Robleto Reyes corroboró cuáles artículos le habían robado, y se trasladó a la Policía local para interponer formal denuncia. Los efectivos de inspección ocular llegaron al lugar para levantar las huellas que les permitan dar con el paradero de los autores.
Reducen delitos en Chontales
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Durante 2005, las autoridades de Policía lograron reducir la actividad delincuencial en el departamento de Chontales, en 104 delitos en comparación con el período anterior, lo que significa un 55 de la efectividad policial.
Las estadísticas reflejan que los delitos que más se presentaron fueron el abigeato y el robo con fuerza, al computar 375 cada uno, seguido del hurto, con 340; las lesiones bajaron a 226 casos; robos con intimidación ocurrieron 48 en todo el período en mención. En 2005 perdieron la vida por diferentes circunstancias 60 personas: hubo 24 asesinatos, 15 homicidios, igual cantidad por homicidios culposos y seis murieron por la vía del suicidio. En lo que respecta a los accidentes de tránsito, las estadísticas revelan la ocurrencia de 213, es decir, 22 menos que en 2004, los que provocaron la muerte de quince personas y 81 lesionados. En este período, la jefatura poolicial de Chontales ejecutó una serie de planes para garantizar el orden y la seguridad ciudadana, lo que facilitó la desarticulación de tres bandas delictivas, entre ellas: “El Zapote”, “Paso de los Hoyos” y “El Avispero”, que se desplazaban por distintos puntos del departamento.
Los dejaron a pie
José María Centeno / EL RAMA
Horacio López, de 35 años, y Junior Alarcón, de 21, disfrutaban de una montadera de toros que se celebraba en Wapí, a unos 40 km al norte de esta ciudad, pero cuando decidieron bajarse del palco y buscar sus respectivas bestias, éstas ya habían “cambiado de dueño”. Según los afectados, sus bestias: un macho y una mula aperados, ambos negros, están valorados en 10 mil córdobas cada uno, y suplican que si alguien conoce de su paradero, les avisen para recuperarlos, ya que desde que los antisociales se llevaron sus respectivas bestias, todavía andan a pie y no quieren pasar todo el año nuevo de esa manera.