Sucesos

Dos se ahogaron al caer en Tiscapa

* Después de una noche de ron y cerveza, ingresaron a las laderas y el menor se lanzó al agua sin razón y murió * El otro, un joven médico, trató de salvar a su amigo, pero pereció en el esfuerzo

Silvia Carrillo

Después de disfrutar de unos tragos de cerveza y ron en un restaurante cercano a la laguna de Tiscapa, Carlos José Aburto García, de 24 años, y el médico general Leonardo Fabio Juárez Quintero, de 33 años, se dirigían hacia sus respectivos hogares, en el barrio Monseñor Lezcano; pero sin razón aparente, a eso de la una y media de la mañana, decidieron ingresar a las instalaciones de ese centro turístico, donde perecieron ahogados.
El primero en cruzar la malla para entrar a Tiscapa fue el joven Carlos Aburto, luego, su amigo lo siguió. Minutos después, el joven antes mencionado decidió lanzarse al agua desde las laderas, sin escuchar las súplicas de su compañero de tragos, quien salio a su rescate.
Los cuerpos de ambas personas fueron rescatados por los bomberos hasta en horas de la mañana de ayer sábado. A eso de las nueve de la mañana, el cuerpo de Leonardo Fabio fue el primero en ser rescatado y fue hasta en horas del mediodía que el segundo cuerpo salió a flote.
Los guardas de seguridad en Tiscapa no se percataron de lo sucedido, porque los ahora difuntos ingresaron por una de las mallas que queda lejos de la puerta principal.
Culpan a la explosiva mezcla
Según la Policía Nacional los amigos habían mezclado cerveza con licor, lo que provocó reacciones agresivas y extrañas en ambos.
Carlos Aburto Duarte, padre de Carlos José Aburto, en medio del dolor trataba de explicarse por qué su hijo tomó la decisión de tirarse al contaminado espejo de agua, si era un joven que ni siquiera había cumplido los 25 años.
Los familiares de los fallecidos solicitaron a las autoridades que no llevaran los cuerpos a Medicina Legal, porque no necesitaban de ninguna investigación en el caso y ellos se encargarían de dar a sus parientes cristina sepultura.