Sucesos

Fuego devoró casa y esperanzas de familia


“El niño me dijo: ‘Mamá, llamas’. Entonces saqué el tanque, para que no explotara, y cuando miré todo estaba incendiándose”, dijo muy nerviosa doña Alba Moreno.
Un poco más de 10 mil córdobas y 150 dólares se quemaron parcialmente, junto con el colchón donde estaban, supuestamente protegidos de los ladrones, pero no de las llamas que devoraron gran parte de la pequeña vivienda.
La señora Moreno se encontraba lavando en el interior de la vivienda, mientras su pequeño niño estaba en el cuarto jugando, y no se explica qué fue lo que provocó el incendio. Lo que sí sabe es que quedó prácticamente en la calle.
“Es un préstamo para su negocio”, refirió una vecina, en relación al efectivo que se quemó bajo el colchón, y a su vez le sugería que fuera al banco a ver qué podía hacer. Con el fuego se extinguieron las esperanzas de un futuro económico mejor para la familia.
En el incendio se perdieron dos camas, la refrigeradora, la grabadora, el televisor, el espejo, la ropa, la cocina, entre otras cositas. La señora Moreno habita del costado sur del Ministerio de Trabajo, dos cuadras arriba.