Sucesos

Un año de impunidad a violador de discapacitada

* El Viernes Santo del 2005 abusó sexualmente a la víctima en unos cafetales, pero la Policía no lo ha capturado

MATAGALPA
Familiares de una niña con problemas de discapacidad, quien fue violada el Viernes Santo del año pasado, continúan pidiendo justicia, debido a que el supuesto violador anda tranquilo, como si nada hubiera hecho, pese a que existe una orden de captura por parte del juez de Distrito.
Carlos Ortiz Ramos, quien habita en el sector de La Florida, en la comunidad El Matasano y es hermano de la víctima, denunció que después de nueve meses que su hermana fue violada en unos cafetales, el autor sigue tranquilo en su casa y la Policía, a pesar de tener en sus manos una orden de captura, no lo han detenido.
Ortiz aseguró que ese trágico Viernes Santo, su hermana, quien es discapacitada fue secuestrada supuestamente por el sujeto José Santos López Espino, quien le llevó hasta unos cafetales de la finca la Estrella, donde la violó. En ese lugar fue encontrada por sus familiares el mismo viernes a las tres de la tarde.
La afectada dijo a su familia qué hombre había abusado sexualmente de ella y no dudó en señalar a López Espino, quien después de violarla, aseguró, la dejó abandonada con engaños, diciéndole que iba a comprarle pan y gaseosa, pero ya no regresó hasta que la encontraron sus familiares.
Piden ayuda de ONG
Ese mismo Viernes Santo trataron de presentar la denuncia ante la Policía, pero fue hasta el Lunes de Pascua que la recibieron. Después de eso ya no ocurrió nada en el proceso, pues no han capturado al supuesto autor, a pesar de que un juez ordenó a la Policía detenerlo para que pagara por el delito cometido.
Ortiz Ramos aseguró que cuando pregunta a la Policía por qué no han capturado al supuesto violador, los agentes responden que no lo han podido encontrar, lo cual no es cierto, asegura el hermano de la víctima, porque éste se mantiene en su casa.
En diciembre, el denunciante acudió de nuevo a la Policía para solicitar justicia, y asegura que le manifestaron que los agentes están ocupados en el Plan Café, y que debía esperar enero del 2006 para revisar el caso. También fue a la Fiscalía y allí le manifestaron que ya no pueden hacer nada, porque ya el caso pasó al juez, quien ahora tiene que ejecutar la captura y sentencia del supuesto autor.
Es por eso que la familia de la afectada está pidiendo ayuda a los organismos de derechos humanos para que se haga justicia. Hasta hoy, sólo reciben el apoyo del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, pero la víctima necesita que se agilice su caso, debido a que teme que este sujeto pueda volver a abusar de ella, por falta de justicia.