Sucesos

Muerte de mujer fue natural


Ernesto García

Los forenses del Instituto de Medicina Legal descartaron la existencia de mano criminal en la muerte de la señora Teresa Ramírez Cuarezma, quien fue encontrada muerta por una hermana, al mediodía del pasado 31 de diciembre, afirmó Eva Cuarezma, sobrina de la difunta.
“En el Instituto de Medicina Legal le dijeron a mi hermana enfermera que la causa de la muerte fue un infarto fulminante y que no hay mano criminal”, afirmó Cuarezma, sobrina de la fallecida, quien expiró a la edad de 47 años.
Eva Cuarezma aclaró que fueron ellos quienes pidieron la autopsia para su tía y por esa razón su cuerpo fue trasladado de Tipitapa a Managua, refutando de esta manera una versión radial donde se aseguró que los restos mortales de doña Teresa habían sido retirados por la Policía a la hora del velorio, ante la sospecha de que había sido estrangulada.
Las sospechas de la presunta existencia de mano criminal en la muerte de la mujer, que padecía de epilepsia, surgieron luego que una hermana de ella, de nombre Susana del Carmen Ramírez Pérez, denunció la muerte de doña Teresa en la delegación policial de Tipitapa.