Sucesos

Venezuela a la cabeza de tragedias de fin de año

Accidentes de tránsito marcaron los registros de muertes violentas en América Latina

Las celebraciones de Año Nuevo en América Latina dejaron más de 500 muertos, tanto en accidentes de tráfico como en hechos violentos, que en muchos casos fueron provocados por los excesos con la bebida. La cifra es similar a la registrada durante las celebraciones de Navidad.
El mayor número de muertes violentas se registraron en Venezuela, donde hubo 170 homicidios la última semana de 2005, aunque las autoridades no especificaron cuántos asesinatos ocurrieron durante las festividades del nuevo año.
El Instituto de Tránsito Terrestre de ese país informó de 235 accidentes automovilísticos, que ocasionaron 13 muertos y 75 heridos.
Accidentes mortales
En Brasil fallecieron 54 personas a causa de los 1.086 accidentes de tránsito ocurridos durante el fin de semana pasado, que también dejaron 863 heridos.
El Salvador tuvo un fin de semana sangriento con 46 muertes violentas y 255 lesionados por armas de fuego, armas blancas, accidentes de tránsito y ahogados.
En Paraguay hubo al menos 43 muertos durante las celebraciones de fin de año, de los cuales 19 por causa de accidentes de tránsito, 16 por homicidio, cinco ahogados y dos por suicidio.
Además, un indígena de la comunidad Avá Guaraní de Curuguaty, a 350 kilómetros al noreste de Asunción, murió por haber bebido vino mezclado con orégano fosforado empleado para la fumigación, la misma causa por la que fueron llevados al hospital otros doce.
En Colombia disminuyó el número de muertos por homicidios y accidentes durante las celebraciones de fin de año, comparado con 2004, informó el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.
En total se reportaron 30 muertes, 17 en Bogotá, seis en Cali, cuatro en Medellín.
Tres militares murieron en un accidente de tránsito en el departamento de la Guajira (norte de Colombia).
Las riñas con armas de fuego y blancas, y los accidentes de tránsito fueron las principales causas de las 25 muertes registradas en Honduras el fin de semana de Año Nuevo.
Además, hubo más de cien heridos, entre ellos varios niños, por quemaduras con fuegos artificiales.
Las fiestas de año nuevo dejaron 24 muertos por accidentes de tránsito en Argentina, incluyendo cuatro menores de edad.
En tanto, los heridos por fuegos artificiales en Buenos Aires se elevaron a 338, un 20 por ciento más que los registrados en 2004, según datos del Servicio de Emergencias Médicas.
La Comisión Nacional de Emergencia (COE) de República Dominicana informó de que hubo 35 víctimas en las festividades de fin de año la mayoría por accidentes de tránsito, riñas y fuegos artificiales.
Los accidentes automovilísticos fueron también la principal causa de muerte durante el fin de semana pasado en Chile, que causaron 22 fallecimientos, cuatro más que los ocurridos en 2004.
La Policía señaló que los accidentes se debieron en su mayoría al estado de embriaguez de algunos conductores y transeúntes.
Bolivia exageró con la bebida
En Guatemala al menos 15 personas murieron y 30 resultaron heridas en diferentes hechos durante las fiestas, principalmente por heridas de bala.
La intoxicación por alcohol fue, junto a los accidentes de tránsito, una de las principales causas de muerte durante las festividades de fin de año en Bolivia, donde 16 personas perdieron la vida.
Panamá registró once muertes en las fiestas de fin de año, siete en accidentes de tráfico, tres asesinados y uno ahogado.
Un accidente de un autobús, que dejó 14 muertos y más de 20 heridos en la provincia de Chimborazo, entristeció las fiestas de año nuevo en Ecuador
Según versiones de los heridos, la causa del accidente fue el estado de embriaguez del chófer y el exceso de pasajeros.
Las fiestas de Nochevieja y Año Nuevo dejaron en Nicaragua nueve fallecidos por asesinatos y accidentes automovilísticos, y 71 lesionados.
Las autoridades mexicanas informaron de siete muertes y un herido de gravedad que fue arrollado por el metro.
Una de las muertes ocurrió en la Nochevieja a causa de hipotermia, las otras personas fallecieron por caídas, armas de fuego y problemas de salud.
Costa Rica vio aumentar el número de muertes de fin de año, al reportar seis, mientras que en 2004 hubo un solo caso.
En Perú, la Policía reportó cinco muertos y 83 heridos en Lima durante el fin de semana de Año Nuevo, un 70 por ciento menos víctimas que en 2004.
En Uruguay se registraron dos homicidios durante las festividades.
Puerto Rico recibió el año sin muertos, y sólo se registraron dos heridos por "balas perdidas" y varios quemados con fuegos artificiales, debido a una fuerte campaña de concienciación puesta en marcha por las autoridades.