Sucesos

Falsa alarma moviliza policías


El inspector Javier Perryman, jefe de zona rural de la Policía acantonada en Tipitapa, denunció que personas inescrupulosas se están dando a la tarea de hacer llamadas de falsa alarma.
La denuncia fue hecha por Perryman cuando de manera infructuosa junto a otros policías inspeccionaba la parte montosa que bordea la entrada al municipio de San Francisco Libre, donde supuestamente se había producido el hallazgo de un cadáver.
“Una señora llamó al puesto de mando de la Policía en Tipitapa diciendo que había un cadáver a la altura del kilómetro 31 de la Carretera Norte, en la entrada a San Francisco Libre, pero ahora que estamos en el lugar y la llamamos, nos dice que ella escuchó decir de un muerto en este lugar”, manifestó Perryman sin ocultar su molestia.
Agotan recursos policiales
El inspector Perryman dijo que las llamadas de personas inescrupulosas, como la de la señora cuyo nombre no quiso revelar, causan un grave daño a la institución policial, porque la hace incurrir en gasto innecesario de recursos que podrían ser invertidos en casos que sí requieren de la actuación de las autoridades del orden público.
Le consultamos a Perryman si las personas que hacen este tipo de llamadas telefónicas con falsas alarmas pueden ser sancionadas o castigadas, y el jefe de zona rural de la Policía tipitapeña dijo que eso le corresponde a las autoridades superiores.
Dos semanas atrás las autoridades de la Dirección General de Bomberos denunciaron que una mujer con aparentes desequilibrios mentales hizo al menos 4 mil llamadas telefónicas al número telefónico de emergencia del cuerpo bomberil.