Sucesos

Asaltante connotado estaba en la lista de Adolfo Olivas


ESTELÍ
Uno de los seis asaltantes que el pasado ocho de diciembre atracaron a cuatro comerciantes hondureños, a quienes despojaron de más de quinientos mil córdobas, fue mencionado en el listado de sujetos vende drogas investigados por el asesinato del periodista y abogado esteliano, Ronny Adolfo Olivas Olivas.
De acuerdo a la lista de elementos que Adolfo había proporcionado al licenciado Roberto Petray, Coordinador de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, en El Diamante de Las Segovias, y a monseñor Juan Abelardo Mata Guevara, Obispo de la Diócesis de Estelí, el sujeto Bismark Jirón Lira es uno de los abastecedores de drogas que el colega Olivas investigaba.
Bismark es el supuesto jefe de la banda de asaltantes que afectó a los comerciantes hondureños que llegaban a Nicaragua a comprar productos lácteos, según lo informó, en su momento, el comisionado mayor Leonardo Vanegas Berríos, nuevo jefe de la Policía esteliana.
Jirón, de acuerdo a los datos proporcionados por la Policía, huye de la justicia junto a Luis Martínez, alias “La Potranca”, y a Carlos Valeriano Santos Mendoza.
Todos esos tipos andaban armados con fusiles Ak, el día que asaltaron a los hondureños, en un paraje solitario cercano al puente “El Venado”, sobre la vía Panamericana norte.
Las tres “perlas”, junto a los asaltantes ya capturados, identificados como Hugo Francisco Moncada Tercero, “El Abuelo”, de 33 años, Gustavo Adolfo Rivas Cruz, de 33 años, alias “El Popo”, residentes en el barrio Panamá Soberana, y Jaime Antonio Tercero Guido, “El Águila”, de 28, habitante del barrio “Filemón Rivera”, formaban la banda de atracadores.
Vestidos de policías
Para cometer sus fechorías cinco de éstos se vestían con ropa similar al uniforme que usa la Policía, mientras que el otro usaba ropa camuflada y pasamontañas.
Según el listado que el difunto periodista Adolfo Olivas manejaba Bismark Jirón Lira, abastecía a varios sujetos entre éstos, a uno que identificó como Franklin Carrasco, y a otro conocido como Cuarta, el cual ya está detenido y purga su pena en el Sistema Penitenciario Regional Puertas de la Esperanza, por el delito de tráfico interno de estupefacientes.
Jirón Lira, de acuerdo a los expedientes policiales, es un tipo peligroso, al extremo que había establecido dos lugares de residencia, uno en el barrio 29 de Octubre y el otro en el barrio “Justo Flores”, del costado del estadio de béisbol “Rufo Marín”, 200 varas al sur.
Supuestamente Adolfo Olivas investigaba a profundidad los movimientos de Jirón Lira, trabajo que dejó inconcluso, al ser asesinado la madrugada del pasado 14 de agosto, por el taxista Santos Roberto Osegueda Palacios, quien también, antes de la sórdida acción en contra del comunicador, estuvo vinculado a la narcoactividad.
Todo es coincidente, ya que un hermano de Santos Roberto, quien en el bajo mundo es conocido como “El Pelón”, guarda prisión por el delito de tráfico interno de drogas. Zairo Osegueda Palacios, hermano de “El Pelón”, cumple una pena de cinco años de cárcel.
Como es sabido, Santos Roberto fue juzgado y condenado a 25 años de cárcel por el asesinato de Adolfo, pero en todas las vinculaciones que se mencionaron a lo largo del juicio salieron a relucir detalles del narcotráfico que quedaron sin esclarecerse.
Sobre el caso de los asaltantes que andan huyendo de la justicia, la Policía ha señalado que no descansará hasta ponerlos en la cárcel.