Sucesos

Desenmascaran a “topes” de cables y medidores

* Policía chinandegana encontró en bodega de “chatarra”, más de media tonelada de alambre telefónico robado recientemente

CHINANDEGA -Con orden de allanamiento judicial, efectivos policiales entraron al local de acopio de chatarra propiedad de Luis Alberto Chavarría Peralta, de 21 años, donde encontraron un total de mil 140 libras de alambre de cobre, tres medidores para agua, lo que evidencia que allí se ejercía la actividad ilícita de “tope”, es decir, la compra de objetos robados, en este caso a instituciones que prestan servicios públicos.
En el lugar, además, se incautó una pistola marca Lorsin calibre 25, 8 mil 950 córdobas en efectivo y una camioneta Toyota, azul con blanco.
La subcomisionada Gloria Aguirre Quiñónez, portavoz policial de Chinandega, dijo que el lugar está situado de la iglesia San Agustín dos cuadras al sur, e investigan la procedencia del material, debido a que allí hay compra-venta de chatarra, pero los medidores y los cables de telefonía no están catalogados como tal. Los gendarmes también allanaron la vivienda de Felipe de Jesús Sarmiento Moya, habitante del barrio Santa Ana, donde encontraron tres contractores para arranques magnéticos, una caja de voltímetros de 400 voltios y varios aspersores de riego.
Cabe mencionar que los días 8, 9 y 11 de diciembre se esfumaron casi 500 metros de cableado telefónico en varios tramos de la carretera Chinandega-Guasaule-León, según denunció ante la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de este departamento, el ingeniero Pedro Pablo Picado Alonso, encargado de operaciones de la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones (Enitel). Aseguró que los antisociales retiraron el alambre y en el lugar botaron la envoltura. “Dejaron a nuestros abonados sin servicio telefónico durante varias horas, y con muchas pérdidas económicas a la empresa”, afirmó. Los detenidos fueron remitidos a la orden del juzgado de Audiencias y a la Fiscalía de Chinandega.