Sucesos

Muerte de “El Chino”, más alivio que pesar

* Lo último que recuerda de él, su madre, es la golpiza que le propinó el sábado * Cuerpo de joven drogadicto y delincuente apareció en cauce y se sospecha “pasada de cuentas”

Ernesto García

“¡Ya voy a descansar!”, exclamó Mirna Reyes, luego de reconocer a su hijo, Alberto Reyes Godínez, de 20 años, en el fondo de un cauce del barrio 13 de Mayo, donde fue encontrado por un niño, cubierto por la basura y sobre una corriente de aguas servidas.
Aunque la expresión de esta madre pareciera que se trata de una mujer desnaturalizada o al menos falta de sentimientos, en la realidad lo único que refleja es el martirio al que ella fue sometida por su hijo, quien desde muy pequeño se hundió en el “pantano” de la droga y la delincuencia.
Preguntada por los periodistas desde cuándo había desaparecido su hijo de la casa que habitaban en el barrio 11 de Mayo, que colinda con el 13 de Mayo, Mirna Reyes dijo el pasado sábado fue la última vez que lo vio con vida y que el recuerdo no es el mejor.
Ebrio, drogado y violento
“El sábado fue el último día que llegó a la casa y andaba bolo, y creo que hasta drogado, porque me destruyó todo y me golpeó”, confesó la atribulada madre, mientras mostraba un dedo de la mano derecha visiblemente inflamado.
Al momento del hallazgo del cadáver de Alberto Reyes Godínez, también conocido como “El Chino”, vestía de camiseta azul, pantalón negro y estaba boca arriba, cubierto casi en su totalidad por basura.
Un tío de “El Chino” confirmó que su sobrino no andaba por buenos pasos, mientras hacía un gran esfuerzo para evitar que las lágrimas comenzaran a humedecer sus mejillas.
El mal comportamiento que marcó la corta, pero escabrosa vida de Reyes, fue ratificado por varios vecinos del barrio 11 de Mayo, que se acercaron a varios policías, incluso al segundo jefe de la Estación Cinco, comisionado Horacio Sobalvarro, para contarle de las “andanzas” del joven que presumiblemente fue lanzado al fondo del cauce luego de ser ultimado en otro lugar aún no precisado.
De acuerdo a la información preliminar dada por los patólogos de Medicina Legal a las autoridades policiales, “El Chino” habría tenido entre 24 y 36 horas de muerto, a las nueve de la mañana de ayer lunes, cuando su cuerpo fue descubierto por un niño.
El comisionado Sobalvarro dijo que el cuerpo sin vida presentaba algunas señales de excoriaciones en el rostro, pero que sería necesario que los facultativos de Medicina Legal emitan su dictamen. Sin embargo, aclaró que las investigaciones iniciarán de inmediato.