Sucesos

Balea a sobrino por usar su camino


LAS MINAS, RAAN
Una chinchoneada de padre y señor mío es lo que inicialmente sintió en el dorso el jovencito Erving Ariel Jiménez García, de 16 años, cuando fue sorprendido en la huerta por su tío político, Oscar Antonio Ugarte González, de 37 años, quien sin razón alguna disparó contra el adolescente, el que ahora se encuentra en estado muy delicado.
De acuerdo con los testigos, el autor se molestó con Erving Ariel por el hecho de que el muchacho, supuestamente usaba para transitar un camino que el presunto hechor alega que le pertenece, el cual está ubicado en el lugar llamado “El Danto”, cerca del límite territorial de Rosita y Bilwi, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN).
El “plomazo”, de un revólver calibre 38, impactó en el antebrazo izquierdo, perforó el costado del mismo lado, y se alojó cerca de la columna vertebral. La víctima fue sometida a una intervención quirúrgica para extraerle la bala y explorar probables daños en los órganos internos. Por fortuna “salió bien, gracias a Dios, él está delicado y esperaremos ver cómo evoluciona en los próximos días”, expresó en tono acongojado Luis Ramón Jiménez Gómez, su papá.
Atribuyó hurtos
Según el progenitor, su muchacho se encontraba sembrando maíz en la huerta familiar el jueves, cuando llegó Oscar Ugarte, su cuñado, a reclamarle a Erving por qué había pasado por el camino que está dentro de su propiedad.
Dice que el hombre amenazó a su vástago, y hasta le atribuyó varios hurtos de cultivos, a tal punto que lo agredió con el canto de un filoso machete, y cuando la víctima pretendió defenderse con un palo, desenfundó su revólver y lo baleó con los resultados ya señalados.
El victimario tenía intenciones malévolas, pues en agosto pasado realizó varios disparos cerca de nuestra casa, en clara advertencia de lo que nos podría ocurrir si insistíamos en utilizar el único camino que hay en el lugar y que él reclama como suyo, afirmó Luis Jiménez, progenitor de la víctima.
El hecho sangriento se suscitó a las nueve de la mañana del jueves, y seis horas después, la Policía de Rosita capturó a Oscar Ugarte, quien todavía portaba el revólver. Horas más tarde fue remitido a las cárceles preventivas de Siuna, en espera de los cargos --como el de homicidio frustrado-- por los que lo acusará el Ministerio Público Distrital, con sede en esta municipalidad.