Sucesos

Dos crímenes el día de la “Gritería”


POTOSÍ, CHINANDEGA
Julio Walter Ruiz Morazán, de 24 años, originario de Villa Nueva, confesó ser el autor de los cuatro disparos de revólver calibre 38, que quitaron la vida de manera instantánea al agricultor José Antonio Benavides Ruiz, de 38 años, quien supuestamente el jueves último insultó a su victimario. Los balazos penetraron en el cuello, costado derecho del abdomen y en el tórax. Mientras que en una de las celdas preventivas de la Policía de Chinandega Julio Walter, junto a su hermano Joe Jimy Ruiz Morazán, de 23 años, relató que mató a Benavides Ruiz, porque le robó un ternero hace más de un mes en el Puerto de Potosí.
“José Antonio, la víctima, montaba un caballo y amenazó con machetearnos porque nos la tirábamos de valientes. Le disparé a un metro de distancia, huimos hacia El Rosario, intentábamos escapar hacia El Salvador, pero la Policía nos capturó a las seis de la tarde del viernes”, afirmó, fríamente, Julio Walter Ruiz Morazán.
Por su parte, Joe Jimy Ruiz Morazán aseguró que platicaba con una muchacha, y el ahora difunto gritó: “¡A estos Ruiz hijos de p… Yo no les pido nada, me caen mal!” Y que enseguida, intentó machetearlos, por lo que su hermano le disparó los cuatro balazos.
La vocería policial de Chinandega informó a EL NUEVO DIARIO que incautaron a los hermanos Ruiz Morazán un revólver calibre 38, marca Rousi, con once proyectiles. María Isabel Benavides pidió la muerte para los asesinos de su hijo, quienes, según ella, son criminales peligrosos que han hecho muchas fechorías en el lugar.
Un machetazo en el cuello
Por otro lado, la oficina de Relaciones Públicas de la Policía chinandegana dio a conocer que Narciso Meneses Maradiaga, de 20 años, murió a consecuencia de shock hipovolémico hemorrágico, tras recibir un machetazo en el cuello y dos filazos en los dedos de la mano izquierda por parte de Santos Maradiaga Zepeda, de 23 años, quien se dio a la fuga y es buscado por efectivos policiales para su captura.
El hecho sangriento se registró a las 8 y 30 minutos de la mañana del jueves ocho de diciembre, cuando la víctima se encontraba en casa de unos amigos, ubicada en el costado norte de la cancha deportiva de la comarca Las Pilas, jurisdicción del municipio de Villa Nueva, donde llegó el victimario en estado de ebriedad a bordo de una bicicleta.