Sucesos

Pistoleros asesinan a policía en festejo

* Joven agente, en compañía de un voluntario, llegó a imponer el orden, pero lo recibieron a balazos

PAIWAS, RAAS
Pistoleros asesinaron a un policía cuando éste, en compañía de un agente voluntario, intentó poner orden en una fiesta donde estaban arriesgando la vida de los ciudadanos que habitan cerca del sitio en el que se desarrollaba la actividad.
Este hecho sangriento se registró en el poblado de Bocana de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur, donde se celebraba una fiesta en la vivienda de los hermanos Morales, pero al calor de los tragos los asistentes a la celebración comenzaron a alterar el orden público, por lo que un ciudadano pidió ayuda a la autoridad.
A la fiesta también llegaron los pistoleros Napoleón, Norvin y Léster López Arróliga, quienes eran los principales escandalosos, por lo que dos agentes, Harold Morales Ochoa, de 25 años, y José Luis Molinares Espinoza, de la misma edad, al recibir la orden de garantizar el orden en la fiesta se dirigieron al lugar sin presentir la tragedia.
Cancelan la fiesta o…
Al llegar al lugar, en las primeras horas de la madrugada, los agentes ordenaron a los dueños de la fiesta que la cancelaran para evitar mayores consecuencias, orden que no fue del agrado de los López, quienes salieron con sus revólveres para enfrentarse con los agentes.
Sin decirles ni media palabra, los pistoleros la emprendieron contra los dos policías, quienes tuvieron que hacer uso de las armas que portaban para repeler el ataque de los alteradores del orden público, en la acción defensiva perdió la vida el agente Harold Morales, mientras que su compañero tuvo que salir huyendo y refugiarse en las instalaciones de la Policía Nacional de la localidad, de lo contrario los pistoleros lo hubieran matado.
Como resultado del enfrentamiento, también uno de los atacantes de los agentes, Napoleón López, resultó herido, por lo que fue llevado de emergencia al hospital de Boaco, pero por la gravedad del caso fue trasladado al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde se encuentra bajo custodia.
La Policía está tras la pista de los otros dos atacantes, quienes se dieron a la fuga con rumbo desconocido, mientras que el cuerpo del agente fue trasladado hasta su lugar de origen, en el municipio de San Ramón, donde sus familiares se debatían entre la angustia y el dolor por perder a un ser querido en el cumplimiento de su deber como agente del orden público.