Sucesos

“El corruptor es él”

* Matagalpina endereza acusación en contra de su tío, quien la denunció por trata de personas y proxenetismo

La comerciante Lucía Dania Calvo, de 33 años, retó a su tío Reinaldo del Socorro Calvo Cano que le pruebe en los tribunales que ella es una corruptora de menores, como éste denunció al señalarla por la supuesta venta de dos de sus hijas.
“Nada de lo que él dice es cierto. Todo es por pura envidia. Ese señor no sabe que hasta la cárcel puede ir… ¿Cómo me va a pagar mi dignidad?”, agregó doña Lucía, quien viajó desde Matagalpa para visitar END y desmentir la denuncia que su tío hizo la semana pasada en las afueras de la Comisaría de la Mujer de la Policía matagalpina.
Doña Lucía Dania reconoció que en 1998, Jacqueline, la hija de su tío Reinaldo, viajó con ella a Guatemala porque su padre le había dado la calle, pero no la vendió como dice su gratuito denunciador. Lo que pasó es que estando allá, la joven conoció y se enamoró de Carlos Aguirre, con quien contrajo matrimonio y ahora tiene tres hijos.
En el caso de Antonia Maribel Calvo, doña Lucía Dania desmintió haberla llevado a Guatemala como lo denunció Calvo Cano.
“Ella viajó hace tres meses con Margine del Carmen García y con ella está viviendo allá porque las dos se conocieron en el Bar Las Conejas y Las Samanthas donde trabajaban”, apuntó la quejosa.
Agregó que si las cosas fuesen como dice Calvo Cano, ¿por qué esperó tres meses para denunciarlo? En ese sentido, doña Lucía Dania mencionó que Calvo Cano es conocedor de que cuando su hija Antonia Maribel se fue, salió del país con una cédula de identidad a nombre de su hermana Jacqueline porque ella era y sigue siendo menor de edad.
“Yo sí voy a denunciarlo y probar que él sí es un corruptor de menores, porque les vende pega a los chavalos. Ya tengo las firmas de todos mis vecinos, y mañana mismo (hoy) voy a la Policía”, advirtió la quejosa, que adelantó que también acusará a su tío por injurias y calumnias.
La denunciante explicó que los problemas familiares iniciaron años atrás, cuando murió su abuelita sin dejar testamento alguno de una propiedad, la que con posterioridad se repartió en partes iguales entre cuatro hermanos, incluido Reinaldo del Socorro Calvo, quien no soportó que su hermana le cediera su parte a su hija Lucía Dania, quien construyó una casa que hoy es blanco de envidias.
Agregó que desde entonces ha habido diferencias, pero el martes 29 de noviembre éstas alcanzaron su máxima expresión cuando ella decidió denunciar a su tío en la Policía por amenazas de muerte, porque éste supuestamente la recibió con un machete cuando llegó a ponerle quejas porque su hijo Gustavo le lanzó una pedrada al hijo de ella.