Sucesos

Sucesos departamentales


Delincuentes “quietos” en Estelí
Máximo Rugama / SAN JUAN DE LIMAY, ESTELÍ -La Policía, en conjunto con los vigilantes comunitarios y las comisiones de Prevención del Delito, realizan coordinaciones de trabajo para garantizar todas las medidas de seguridad durante el desarrollo de La Gritería y las festividades de Navidad y Fin de Año. El capitán Dixon Morán Castillo señaló que ya están trabajando en el Plan María, encaminado a brindar aseguramiento a todas las actividades religiosas popularmente conocidas como La Gritería. Dijo que la Policía está empeñada en que toda la población pueda divertirse poniendo a “raya a la delincuencia”.
Incautan cargamento de langosta
Róger Olivas / CHINANDEGA -Efectivos policiales incautaron un total de 410 libras de langosta, 2,003 libras de calamar y 1,223 libras de róbalo, que eran transportadas en el camión blanco, Freighlainer, placas C89515, conducido por el salvadoreño José Antonio Rodríguez Herrera, quien procedía del municipio de El Viejo, sin documentación legal. Los mariscos fueron remitidos a la delegación departamental de la Administración de la Pesca.
¡No se dejen estafar!
Máximo Rugama / ESTELÍ -Las autoridades policiales investigan una serie de denuncias que han presentado varios pobladores de distintos barrios de esta ciudad, quienes aseguran que vendedores ambulantes les han ofrecido controles remotos universales para televisores y otros aparatos que en su mayoría son usados o están en mal estado, pero se los ofrecen como si fuesen “de paquete”. Como esas personas no permiten que el usuario compruebe si en realidad esos aparatos funcionan, bajo el argumento de que están empacados, les es fácil estafar a sus víctimas. El teniente Abel Herrera Castillo, portavoz de la Policía en Estelí, confirmó que esa situación preocupa bastante a las autoridades que dan seguimiento a una serie de denuncias. Recomendó a la población, sobre todo durante las festividades de Navidad y Año Nuevo, que tomen las medidas de precaución necesarias para evitar que los delincuentes la estafen con objetos viejos. En Estelí hay personas que por ahorrarse un poco de dinero compran objetos a los vendedores ambulantes, pero en vez de ganar pierden, porque esos aparatos no funcionan cuando los desempacan. Los que no salen dañados del todo, sólo duran unos días y luego se dañan definitivamente.
Violento “maridito”
Róger Olivas / CHINANDEGA -La Policía de este municipio investiga a José Alberto Reyes Suárez, de 32 años, quien presuntamente agredió a golpes y lesionó en el rostro con un machete a su cónyuge de iniciales M.N.T.M., de 31 años. La vocería policial de Chinandega dijo que el “maridito” se presentó en estado de ebriedad a su vivienda en el Reparto Candelaria de Chichigalpa, y agredió a su compañera de vida.
Seguridad reina en San Juan
Máximo Rugama / SAN JUAN DE LIMAY, ESTELÍ -El trabajo estrecho con la población y su involucramiento directo en las tareas de prevención y enfrentamiento del delito, han permitido que San Juan de Limay se convierta en uno de los municipios más seguros del departamento de Estelí, seguido únicamente por San Nicolás, otra localidad con índice delictivo bajo, por no decir nulo. El jefe de la delegación policial en el municipio de San Juan de Limay, capitán Dixon Morán Castillo, dijo que el delito de robo y sacrificio de ganado por parte de los abigeos se redujo a cero en la actualidad. Explicó que la organización de las Comisiones Sociales de Prevención y Enfrentamiento del delito se incrementó en San Juan de Limay: de doce comisiones pasaron a ser 16. Hasta ahora sólo se reportan 14 robos de ganado, pero ocho casos ya fueron esclarecido por las autoridades policiales que capturaron a tres individuos que están a la orden del judicial competente. También explicó que incautaron carne del ganado que los ladrones sacrificaban y luego trasegaban ilegal e irresponsablemente.
Incendio reduce vivienda a cenizas
José Maria Centeno / El Rama -La vivienda del señor Flaviano Jarquín, de 56 años, tomó fuego en el segundo piso de madera. Éste quedó reducido a cenizas. Jarquín recordó que lo primero que él hizo cuando comenzó el incendio fue desconectar el tanque de gas, lanzarlo al patio del vecino, y luego intentó sacar la ropa con la ayuda de su esposa, pero cuando intentó penetrar a los cuartos del segundo piso ya no pudo porque el fuego avanzaba en segundos. Toda la familia se quedó apenas con lo que andaban puesto. Cuando los vecinos vieron que las llamas devoraban la casa de don Flaviano, corrieron a sacar agua de sus pozos para lanzarla sobre las lenguas de fuego. Esto evitó que la casa se quemara en un ciento por ciento. Según don Flaviano, las pérdidas ascienden a unos cien mil córdobas, porque la mitad de la casa se quemó. Una cuadrilla de Unión Fenosa y otra de la Policía Nacional se hicieron presentes al lugar del incendio para realizar las investigaciones, pero don Flaviano adelantó que el incendio fue provocado por un corto circuito.